Críticas/Domingo/Para el Gran Público

El Planeta de los Simios (1968): El Verdadero Origen

¡Quítame tus hediondas garras de encima, mono asqueroso!

El año pasado, 2011, llegó a nuestras pantallas El Origen del Planeta de los Simios. Pero, realmente, ¿dónde están los orígenes de El Planeta de los Simios? Tras tantas secuelas y precuelas, ¿cómo es la primera película?

Cojamos una nave espacial y viajemos a través del tiempo, porque para encontrarnos con la primera incursión cinematográfica de El Planeta de los Simios tenemos que remontarnos hasta el año 1968. La película, dirigida por Franklin J. Schaffner prometía ser un fracaso estrepitoso. ¿Una película de ciencia ficción donde los simios dominan el mundo, hablan, y tienen a los humanos encerrados? En los años 60 a más de uno le parecía una broma de las buenas.

Lejos de todo esto, la película con todo: George Taylor (un grandioso Charlton Heston), capitán de una nave espacial enviada hace mucho tiempo a una misión de larga duración, empieza su regreso a la Tierra. Contra todo pronóstico, la nave se estrella en un planeta desconocido. Este planeta está dominado por simios super inteligentes que encierran como prisioneros a los seres humanos del planeta que, no solo parecen hombres prehistóricos, sino que además son incapaces de hablar. Taylor será capturado y estudiado por los simios, liderados por el Doctor Zaius, quien al descubrir que Taylor no es como los humanos de aquel planeta, querrá asesinarlo a toda costa.

 ddfgdf

 

Estamos ante un clásico indiscutible, que a mi gusto destaca por una fotografía, una banda sonora y sobretodo un maquillaje que muchas veces ha sido imitado, pero pocas veces superado.

La primera parte de la película se centra en cómo los protagonistas llegan a un planeta aparentemente desolado. Es aquí donde la fotografía nos sorprende y nos deja mudos y atónitos en la butaca o el sillón. La segunda parte de la película, más centrada en el diálogo que en una buena composición técnica, nos deleita con reflexiones sobre la naturaleza del ser humano, unas interpretaciones notabilísimas (los simios, aun los kilos de maquillaje que llevan encima, son capaces de transmitir todo tipo de emociones) y frases tan épicas como la que encabeza esta crítica. Y, como no, el memorable final que, si aún no has tenido el privilegio de visualizar, arrancará en ti no solo un aplauso bien merecido a este grandioso film, sino también una cara de sorpresa infinita.

¿Por qué es una película para el gran público? Ciencia ficción, simios, Charlton Heston… ¿No es suficiente? Está bien: mezcla de la mejor ciencia ficción con reflexiones que perfectamente se pueden plantear hoy en día, 44 años después del estreno, maquillaje insuperable, fotografía impactante, perfecta para aquellos que quieran ver una película muy redonda, entretenida, inteligente y también para aquellos que sean más cinéfilos.

Si queréis saber REALMENTE qué es el planeta de los simios, esta es vuestra película.

Mi nota: 8,5


Sin título-1

Angel AndreuAndreumartinezAngel: ¿Cómo no me va a gustar el cine, si en él puedo ser un pirata, un gladiador, un marciano, un astronauta, un caballero, un jedi, un ninja, un elfo, un mago…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s