Críticas/Jueves/Para Pensar

Stalker (1979)

Lo que estoy haciendo es un crimen, no se puede hablar de una película así en un artículo breve, pero advertidos quedáis: si os enfrentáis a Stalker, os enfrentáis a una de las películas más densas, gratificantes e interesantes de la historia del cine. Tarkovsky  marcó un Hat trick con esta producción para el marcador de la URSS (bueno, y con muchas otras).

STALKER 2

El argumento es sencillo: Un Stalker deber llevar a un científico y a un escritor a La Zona, un lugar donde todo es posible, cambiante, pero que encierra un secreto: El Cuarto, una habitación que cumple todos tus deseos. La Zona, de la que no se habla demasiado, es un lugar que en algún momento indeterminado, fue visitado por alienígenas.

Aquí acaba la simpleza.

Este viaje de tres hombres (y un perro en ocasiones) se transforma rápidamente en uno de esos eternos debates o batallas de la humanidad, aquel que llevan a cabo constantemente las artes (El escritor), las ciencias (El científico) y la fe (El Stalker).

Visto así, esta travesía no es moco de pavo, y estas no son las únicas simbologías: el perro, su hija, el verdadero significado de El Cuarto… Cada uno de estos elementos o personajes requiere de un proceso de reflexión para sí mismo.

STALKER 1

Incluso los elementos técnicos tienen su simbología, ya que al llegar a La Zona, la película, que hasta ese momento es en blanco y negro, pasa a color, quizá tenga algo que ver con que ese sea el lugar donde el Stalker es en realidad feliz.

Dicho todo esto, por favor, ved la película una, dos, mil veces, y extraed vuestras propias conclusiones, puesto que una de las mejores cosas que nos pueden aportar películas como esta obra maestra de Tarkovsky, es el debate que suscita. Esta interpretación no deja de ser personal, y con ella os quiero invitar a que saquéis las vuestras.

El mismo autor siempre argumentaba que en sus películas introducía elementos que en realidad no tenían una explicación inequívoca. Qué cosas tiene el arte, que a veces nos quiere hacer pensar más de lo debido.

Mi nota: 9,5

Sin título-1

Pau Lluís

PauLluis: “Una película son 24 mentiras por segundo al servicio de la realidad”

Twitter: @p_lluis

Un pensamiento en “Stalker (1979)

  1. Iba a escribir unas cuantas palabras para dejar expresar el amor que tengo por un director como Tarkovski, pero como sucedió en la primera vez que me disponía a ver una película del ruso, siento mucho respeto y un cierto temor a no hacerle justicia. Tarkovsky es el más claro exponente de la poesía cinematográfica, cientos de veces copiado pero nunca igualado, alquimista del lirismo visual, sustrato puro del sentir para razonar para volver a sentir, más fuerte y pleno, si cabe. Gran película, mítico director, grande entre los grandes. Sobran las palabras.

    Gracias Pau por reivindicar este tipo de cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s