Críticas/Para Salir de Fiesta/Viernes

The Rocky Horror Picture Show (Jim Sharman, 1975), el musical glam

The Rocky Horror Picture Show es un musical de culto. Se trata de la transcripción cinematográfica del musical The Rocky Horror Show debido a Jim Sharman y Richard O’Brien. Sobre la fidelidad  al original hay pocas dudas, ambos han confeccionado el guión, Sharman dirige y O’ Brien actúa. Su argumento gira en torno a Frank- N-Furter, un doctor Frankestein drag queen que proviene del espacio exterior y que crea una criatura, Rocky Horror, obviamente un musculitos apetitoso

En el film se dan a mano el homenaje camp a las cintas de terror y de monstruos de los años 30, el rock&roll oldie, la sexualidad heredoxa y la diversión y finalmente con un toque glam setentero propio de cuando fue rodada. Hay cantidad de guiños a la cultura pop : Jagger, Bowie, Marlene, Doris Day, la serie B, Phil Spector, las baladas lacrimógenas y sentimentales. Se impone la desmesura salvaje, el jugar con las citas culturales de un modo frenético y un sentido del humor distanciado pero también cálido y entrañable.

rocky_horror_image_3[1]10

Como botón de muestra, ahí va una escena memorable. Una sala de teatro. Preludio a base de las coreografías de las víctimas travestizadas de Frank N. Furter. Él, en escena, imita a Marlene, bellísmo travestí más femenino que nunca. Al fondo el anagrama de la RKO Pictures. Zambullida en la piscina a lo Esther Williams en cuyo fondo de mosaico hay un fragmento de La creación de Miguel Angel. El doctor lleva un salvavidas rotulado S. S. Titanic. Irrumpen entonces sus ayudantes Magenta y Riff-Raff que se identifican como extraterrestres, igual que él.

Mal considerada en su momento, el film se convirtió a posteriori en un auténtico fenómeno en las sesiones golfas de los cines americanos en los que la gente se presentaba ataviada como su personaje favorito e interactuaba con la propia película

Ojo, más allá de tomar el film como un pretexto para un fiestorrro (cosa que me parece bien) , creo que la película por sí misma es perfectamente defendible. La veo como una reivindicación de la cultura basura y kitsch por la vía del aspecto lúdico, la nostalgia por un pasado que siempre fue mejor, unas moderadas ganas de gamberreo y una cierta transgresión

Me encanta The Rocky Horror Picture Show por su desmesura. El film resume a la perfección lo que fueron los 70 y muestra también la nostalgia del pasado y de su dulce inocencia, de esa época en la que hay una luz en la mansión de Frankenstein que ilumina la oscuridad de la noche de cada cual.

Mi Nota: 8

Sin título-1

Quim PuigQuim Puig:

“The notorious boy of the wild/ adopted by wolves when he was a child/ That’s why God, that’s why God, that’s why God made the movies” ( Paul Simon, 1980)

Twitter:

5 pensamientos en “The Rocky Horror Picture Show (Jim Sharman, 1975), el musical glam

  1. Yo soy más de la opinión que esta película es una suerte de boutade, aunque es posible que sea yo que aún no acabo de cogerle el truquillo después de tantos años, si bien reconozco que tiene su aquel ver a un Tim Curry totalmente pasado de rosca, o descubrir a una Susan Sarandon, tan joven como aparentemente inocente en los primeros minutos de metraje.

    Hay una gran filosofía festiva alrededor de este filme, la cual se va repitiendo en cada uno de los pases especiales que se le dedica en salas. Quim, al que respeto y admiro, la defiende, y bien defendida, puede que por un día me toque desprenderme de todo convencionalismo, dejándome llevar, aunque sea por la senda de las tachuelas, el rímel corrido y las groserías de neón. ¿Alguien se anima para el próximo carnaval?

  2. Gracias por el comentario, Chus. La verdad es que lo tengo fácil para reivindicarlo ya que desde mi adolescencia me gusta el glam rock y el rock 70’s. Te sugiero un pase triple con este film, “El fantasma del Paraíso” y “Ziggy Stardust-The Motion Picture”

  3. Agradezco las recomendaciones Quim, la del camaleón ya la tengo vista –como buen fan que soy de su música-, la de Brian de Palma la pongo en futuribles, desconocía de su existencia. Prometo algún día hacerme el pase para rebajar los ciclos de la incomunicación de Antonioni que me suelo poner para mortificarme!

  4. Pingback: Peli, sofá… y lo que surja | Se ha Escrito Un Cine

  5. Pingback: Hedwig & The Angry Inch (2001): glam rock y militancia gay | Se ha Escrito Un Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s