Críticas/Lunes/Para Motivar

Cadena Perpetua (1994): Empeñarse en morir o empeñarse en vivir

Cadena Perpetua, Ópera Prima de Frank Darabont como director de cine, se proyectó en la gran pantalla el mismo año que Forrest Gump, Pulp Fiction, El Rey León o El Cuervo. Desmerecen unas cuantas líneas a tal calidad cinematográfica, pero estoy motivado.

Rita Hayworth y la redención de Shawshank es el relato de Stephen King que da pie al film, una de esas pocas veces en las que -gracias a Darabont, Francis-Bruce y las actuaciones soberbias de Tim Robbins y Morgan Freeman- nos encontramos ante una cinta que nada tiene que envidiar al relato de King.

Shawshank-Redemption-tim-robbins-andy-dufresne1

Abriendo con ”If i didn’t care” vemos un flashback de Andy Dufresne (Tim Robins) ebrio de ira (y de coñac) en la puerta de casa, con un revólver. Mientras esto ocurre se suceden las imágenes del proceso judicial de Dufresne, condenado a doble cadena perpetua por el asesinato de su Mujer y el amante de esta.

“Todo el mundo es inocente aquí”, en Shawshank, donde Andy pasará largos y sufridos años. No faltarán tópicos como el de Alcaide diabólico, el de celador al que se le va la mano indiscriminadamente y presos hambrientos de pastillas de jabón.
Debe haber un convicto como yo en todas las prisiones de América”. Para sobrevivir contará con varios amigos, entre los que destaca Red (Morgan Freeman). Narrador en esta historia -y gran voz de Pepe Mediavilla para el doblaje al Español- aquel que puede conseguirlo todo, un amigo necesario para sobrevivir en Guantánamo, en Vietnam o en una prisión espacial de máxima seguridad. Con esto, un martillo de gemas y un poster de Rita Hayworth tenemos los elementos de un film para la posteridad.

Bueno, con eso y 7 nominaciones al Oscar entre las que destaca la victoria de Tom Hanks sobre Freeman, la B.S.O de The Lion King ante Thomas Newman (Tomates Verdes Fritos, Wall-E o El Buen Alemán) o la fotografía de Leyendas de Pasión sobre la de Roger Deakins. Este último dejará huella con la imagen de Tim Robbins bajo la lluvia o Freeman recorriendo el largo muro del campo de Main, cerca de Buxton.

Una película llena de esperanza, una lección de valores que cada vez ahonda más en la tensión del paso del tiempo y en esa falta y ansia de libertad. Tras el film, esa sensación de felicidad, de las que te motivan a abrir el documento de Word e intentar transmitir esas ganas de ver tamaña motivación como es Cadena perpetua.

Mi nota: 8,5

Sin título-1

alberto cuencaJackdaniel: “Desde que vi por primera vez la gran pantalla caí rendido al arte, y eso que era Honey, I Blew Up the Kid. Seamos serios, estoy aquí para disfrutar e intentar que disfrutéis de este amor al Cine, creando polémica”

Twitter:@BatSinope

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s