Críticas/Miércoles/Para Disfrutar de Rarezas

Timecrimes (2007): Existen los saltos en el tiempo en el cine español

Decía Confucio que ‘‘El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor.” No es el caso de las líneas en el tiempo, como se puede ver en el film de hoy, cada corrección puede ir complicando succesivamente las diferentes líneas.

La película en cuestión es Timecrimes (2007) la Ópera Prima de Nacho Vigalondo. La figura de este director cántabro es un ejemplo a seguir para todos aquellos que piensan que hacer cine es imposible. Esta película rompe con todo eso y demuestra que un buen guión, ganas y buen hacer te puede dar frutos muy interesantes. El director ya nos había sorprendido con su corto 7:35 de la mañana -que fue finalista incluso de los Oscars-, así que en su momento se esperó con mucha expectación esta película de viajes en el tiempo, elemento poco frecuente en el cine español.

Centrandome ya en la película, Timecrimes es una película de ciencia ficción que empieza cuando Héctor se ha mudado junto a su mujer a una casa en un bello entorno natural. Mirando por unos prismáticos ve a una jóven desnuda y acaba siendo atacado por un hombre con la cabeza tapada por una especie de venda y que personalmente viendo la película me vino una ligera semejanza con un fauno de los de Guillermo del Toro.

timecrimes

A partir de aquí se desarrollan diferentes tramas de viajes en el tiempo, y la película, tal y como Ariadna hizo con los griegos durante siglos, irá tejiendo diversos hilos que te dejarán enganchado frente a la pantalla. Esto se debe a la fortaleza de un guión sólido. Pese a ser una película con saltos temporales todo está bien cuidado y no hay ninguna laguna -y lo difícil que es-. No se puede pasar por alto una cuidada fotografía, pese a que hay poco cambio de escenario, el lugar está muy bien escogido.

¿Por qué una rareza? Es una película que con tanto cambio en el tiempo, sumada a la poca frecuencia de éstos en películas españolas, así como una estética un tanto bizarra por momentos, hacen de ella una película diferente y que por momentos os podrá resultar extraña.

Pero, quisiera acabar con una anécdota sobre Vigalondo. En el Festival de Sitges 2012, Rian Johnson vino a estrenar su película -también con viajes en el tiempo- Looper y en rueda de prensa explicó que bailando en una discoteca un tío que no paraba de bailar no dejaba de mirarle y resultó ser Nacho Vigalondo quien había realizado también una gran película de viajes temporales. Esto demuestra la popularidad que está alcanzando el director quien tras Extraterrestre (2011) ya prepara Open Windows por tierras americanas. ¡Seguidle la pista!

Mi nota: 7
Sin título-1

Lluís Muñoz

lmpandiella: “El cine no es más que un cortocircuito de luz entre dos eternidades de oscuridad”. El cine lo es todo, allí puedes encontrar la vida, la muerte, el llanto, la risa, la ilusión, la impotencia, los sueños… no falta nada!

Twitter:@Lmpandiella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s