Críticas/Para Fantasear/Sábado

Yellow Submarine (1968): Entre lo naíf y lo psicodélico

La incrusión de los Beatles en el cine es poco conocida por el gran público. Al lado de su carrera musical, las películas de los Beatles han pasado a la historia como obras (pseudo?) documentales. En mi opinión la única película que se salva de esta categoría es Yellow Submarine (1968), un soplo de aire fresco después del fracaso de Magical Mystery Tour (1967) dirigida por los mismos Beatles. Por citar rápidamente el origen de los Beatles en el cine, éste se encuentra en Qué noche la de aquel día (1964), inspirados por los filmes sobre Elvis que los de Liverpool veían en el cine de su ciudad. El resultado de la película, dirigida por Richard Lester, fue un falso documental en el que se retrataba un día en la vida del grupo.

El contexto histórico de Yellow Submarine es muy relevante ya que fue en la primavera de aquel año se produjeron una cadena de protestas, especialmente en París, iniciada por grupos de estudiantes de izquierdas revelándose en contra de la sociedad de consumo de entonces. Los Beatles, juntamente con los Rolling Stones, Bob Dylan o Léo Ferré fueron algunos de los que criticaron lo que el mercado ofrecía hasta aquel momento.

Mayo del 68 en París

Mayo del 68 en París

Una primera referencia de los Beatles en animación fue en una serie de televisión de 39 capítulos, The Beatles. I’m looking through you. En Yellow Submarine hay una persona imprescindible, el diseñador alemán Heinz Edelmann, que comandó la parte artística de la película y supervisó al equipo de animadores. El papel de Edelmann (anécdota: creador también de Curro, la mascota de la Expo de Sevilla del 92) en la creación de ese mundo naíf y onírico es clave ya que fue capaz de plasmar en esta película de animación la esencia de las canciones de los Beatles en una atmósfera muy original y, como se decía, naíf y psicodélica.


Esta película vanguardista es capaz de recorrer la cultura popular del siglo XX a través de diferentes ambientes según los mundos y mares por los que se pasa aunque el argumento se ve relegado en un segundo plano por la fuerza visual de estos espacios y la música que aparece.

La historia, escrita por Lee Minoff, parte de la canción homónima de John Lennon y Paul McCartney, cuando un grupo de malvados blue meanies invaden Pepperland y un marinero que consigue escapar del ataque encuentra a Ringo, John, George y Paul (que, por cierto, en la película no se doblan a ellos mismos) y les pide que salven a la región. Ellos acceden conmovidos por la historia. Los Beatles y el marinero recorrerán esos mares con la música del grupo como acompañantes. En toda la película irán apareciendo temas como Eleanor Rigby, A Day in the Life, All Together Now, Nowhere Man, Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, With a Little Help from My Friends y All You Need is Love.

Mi nota: 8,5

Sin título-1

Sergi Alvarezsergialvarrio: “Tarkovski fue una revelación, Kielowski otra y El árbol de la vida otra. Pero el cine bien hecho y que tiene algo intersante que contar en general me gusta. Y aunque el poder aprender sobre cine me ha enseñado a valorar más unos aspectos antes que otros, no me avergüenzo al decir que me lo paso bien viendo pelis rollo Batman y Star Wars

Twitter:@SergiAlvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s