Críticas/Domingo/Para el Gran Público

El Mundo en sus Manos (1952) : Capitanes tan intrépidos

The_World_in_His_Arms-271036869-large

En el paisaje de la televisión ibérica de los 90′ y primeros 00′, el correoso concepto de cine familiar alimentaba dos propuestas poderosamente distintas. De un lado, las privadas acuñaron una sobremesa que, en el mejor de los casos y bajo rúbrica Disney, se apoyaba en la gestualidad clínica de Robin Williams y los amables y muy insoportables trastornos del rubio Macaulay Culkin y -teman con razón- esa florida factura VHS que se rodaba (por qué) en Toronto pero cuyos guiones -¿guiones?- continúan iluminando un estentóreo gusto por las fichas de diagnóstico, el maltrato doméstico. En la otra banda, la pública y sus dos canales repasaban su catálogo clásico según aquel coctel que, más allá de los placeres del Western, instalaba en los hogares del Imperio una porción de peplum y esta otra gozosa variedad del Adventures que dimos en llamar, por mucho que los bucaneros no fichasen tan a menudo, cine de piratas.


La conocimos como El mundo en sus manos (The World in his Arms, Raoul Walsh, 1952) y nunca dejó de funcionar como una ajustada lección de cómo filmar cine de aventuras. Walsh rodó para la Universal una respuesta a su propia maravilla que -mismo paisaje, mismo casting- la Warner había lanzado hacía un año: El hidalgo de los mares (Captain Horatio Hornblower, Raoul Walsh, 1951). Gregory Peck repetía y de nuevo alzaba la ceja reiteradamente  mientras presumía de bronceado y presencia en la curtida y preciada piel de Jonathan Sark, the Boston Man, un truhán tan encantador como temible que -y lo que nos alegrábamos- enamoraba a una fabulosa condesa báltica que vino a ser una bellísima Ann Blyth. Y naturalmente los había malos, el pillo e inmenso y tan querible Anthony Quinn, y los había malísimos, una nutrida camada de rusos con su particular idea del matrimonio.


El resto fueron generosas raciones de grog, viento de proa y una inolvidable -mástil y abordaje- persecución naval. O un divertidísimo timonel esquimal con cierto recelo por la higiene. O, mar salada, goletas corsarias, jaranas portuarias y una batida de caza en busca del pellejo de todas aquellas focas de Alaska -secuencia de canturreo ecológico incluida. Y  todo, claro, sin magulladuras, tras ese delicioso softcore donde los golpes son trámites y el santoral de Conrad, Salgari, Sabatini o Stevenson sonríe victorioso sobre el mugriento puente de aquellos navíos sin rey ni patria ni ley. Que habíamos echado tanto de menos. En fin.

Sin título-1

Carlos Abascal

cabpeiro: Carlos Abascal Peiró ha insistido durante dos décadas en convertirse en un gilipollas y, según fuentes acreditadas, podría lograrlo de un momento a otro. Entretanto, se dedica a las películas, los velociclos de carreras y las chicas que leen a todas horas sin dejar de obligarnos a torcer el cuello. Amén por eso último.

Twitter:@cabpeiro Site: Teniente Corrupto

4 pensamientos en “El Mundo en sus Manos (1952) : Capitanes tan intrépidos

  1. Ésta la vi hace un mes o así, redescubriendo a Walsh, del cual, hasta entonces, había tocado sólo su faceta más noir, de películas de mafiosos, de bajos fondos, con Cagney de muy mala folla, más, algún que otro western destacable. Y menuda sorpresa con El mundo en sus manos, cine de aventuras, añejo, divertido, con esos personajes carismáticos, y las horas pasando como si nada. Por cierto, Walsh podía haber salido por ahí, con su parche en el ojo, cual piratón en busca de brega.

    Muy buena película, eterno director, todo lo que hacía, lo hacía bien.

  2. Pingback: El fantasma y la señora Muir : Los fantasmas de la familia | Se ha Escrito Un Cine

  3. Pingback: El fantasma y la señora Muir (Mankiewickz, 1947): La familia y sus fantasmas « Teniente Corrupto

  4. Pingback: Plano-contraplano : Otras tomas, otros campos | Teniente Corrupto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s