Críticas/Domingo/On Demand/Para el Gran Público

Kagemusha, la Sombra del Guerrero (1980): Pinceladas de Poesía

“La vida, una vez nacida, no puede durar para siempre”

La mayoría de críticos afirman que Akira Kurosawa fue el director de cine que mostró a los espectadores que en Japón también se hacía buen cine. Asimismo aseguran que este director nipón opta al premio de mejor director de la historia, o como mínimo, a permanecer como uno de los más grandes. No deja de ser paradójico que un artista de tal envergadura tuviese tantísimos problemas para producir sus películas.

Más reconocido en el mundo occidental que en el oriental, Akira Kurosawa no encontraba productoras dispuestas a pagar y distribuir sus películas en Japón, pero otros cineastas sí le echaron un ojo. George Lucas y Francis Ford Coppola vieron el gran talento del director y le produjeron la película que aquí nos consta: Kagemusha, la sombra del guerrero.

En el Japón del siglo XVI, Shingen, un señor de la guerra líder de diferentes clanes aliados que luchan por el territorio de Japón, es herido mortalmente en batalla. Para que sus ejércitos no caigan en la desesperación por la muerte del líder, sus guerreros más fieles buscan a un doble que se parezca a Shingen con el fin de animar a sus tropas y no dar fuerza al enemigo. El kagemusha (término que se utiliza para nombrar a un “imitador”) es un ladronzuelo de poca monta al que se le encomienda hacerse pasar por Shingen durante tres años con todo lo que ello conlleva: vivir en palacio, ir a consuelos de guerra, y dirigir un ejército de más de 25.000 samuráis.

kagemusha_Kagemusha005criterion_

Lo primero que destaca de esta magnánima obra de 2 horas y media es la fotografía y la dirección artística. Bellas imágenes, planos y composiciones artísticamente insuperables pasan por delante de nuestros ojos para nunca desaparecer. La guerra es mostrada en toda su crudeza, pero al mismo tiempo con una belleza extrema que ningún cineasta ha podido igualar jamás. El suelo se tiñe del color de la sangre, el cielo de relámpagos azules, carmesí y naranja, las escopetas centellean en la oscuridad… Con claras referencias a cuadros impresionistas, Kurosawa pinta el Japón feudal como el mejor artista que ha pisado el celuloide.

En cuanto a las actuaciones, el director pedía a sus actores interpretaciones poco naturales, para parecerse más al teatro Kabuki, un teatro que a primera vista parece menos dramático pero mucho más doloroso y efectivo cuando una secuencia se carga de dramatismo. Kurosawa es uno de los autores más influenciados por Shakespeare en sus películas: adaptó el Rey Lear para su obra cumbre, Ran (1985); en 1958 adaptó Macbeth en La fortaleza escondida… en Kagemusha observamos tintes del dramaturgo isabelino. Los interiores (el palacio y sus habitaciones y salas) se nos muestran como escenarios teatrales por los que los actores muestran sus mejores dotes: con movimientos calculados al detalle, nos recitan líneas de guión cercanas a la poesía como si se tratase de una danza coreografiada.

“La sombra” de Akira Kurosawa no ha hecho más que crecer en el mundo del cine: Tigre y Dragon de Ang Lee y Hero/La casa de las dagas voladoras/ La maldición de la flor dorada de Zhang Yimou son algunos ejemplos magníficos de obras que beben del director nipón.

Si tenemos que buscar algún punto flojo de esta película es su duración (comentada líneas más arriba) y su densidad dramática mostrada con ritmo pausado. Si esto no te da miedo, descubrirás en Kagemusha, no sólo uno de los finales más trágicos y poéticos de su filmografía, sino también una obra de arte desconocida para la mayoría de los espectadores.

kagemusha1980720pbluray

Ahora bien, si quieres ver realmente la grandilocuencia de este director, tienes que entender toda su carrera como un todo y complementar esta película con la visualización de la mayoría de sus creaciones: Rashomon (1950), Los siete samuráis (1954), Dersu Uzala (1975), Ran (1985) y Los sueños de Akira Kurosawa (1990)…

Al principio de la crítica he puesto una frase del film “La vida, una vez nacida, no puede durar para siempre”. Kurosawa puede estar tranquilo: su nombre si permanecerá eternamente en la historia del cine.

Nota:  8,3


Sin título-1

Angel AndreuAndreumartinezAngel: ¿Cómo no me va a gustar el cine, si en él puedo ser un pirata, un gladiador, un marciano, un astronauta, un caballero, un jedi, un ninja, un elfo, un mago…?

2 pensamientos en “Kagemusha, la Sombra del Guerrero (1980): Pinceladas de Poesía

  1. Es harto difícil sintetizar en tan pocas líneas la grandeza de leviatanes cinematográficos del corte de Kurosawa; tantas cosas que decir, tantas cosas que analizar, tantos sentimientos –intensos- que, inútilmente, tratamos de revestir con palabras tras cualquiera de nuestros visionados. Ah, Eterno res non verba. Pero hay que hacerlo, seres de mediaciones, porqué siempre hay que hacerlo.

    Tenía muchas ganas de ver esta crítica. Mis felicitaciones a Angel por el buen trabajo, en mi opinión ha sabido citar dos de los puntos clave del director para esta obra; primero, en su respeto por la literatura tradicional nipona, aquí, muy reminiscente del kenjutsu y el zuihitsu; y segundo, por su pasión por la pintura, con esos frescos en movimiento en plena explosión cromática impresionista. Gran uso del color del viejo Kuro, sin duda.

    Aunque, al margen de la temática, su película más occidental, en el considerado más occidental de los grandes directores nipones. No es el Kuro más personal –tras haber sido rescatado del defenestramiento por los titos Lucas y Coppola-, pero sí es un Kuro de gran calidad, siempre en la picota, renovado, eterno, recomendable.

    Como toda su filmografía, hay que ver esta película

  2. sin duda es una gran película, no opinando desde un punto de vista cinematográfico, sino desde la historia. La ambientación que escoge para la película es idóneo para un gran film y lo reproduce con total tranquilidad, acogiendo toda la seriedad, filosofía, conocimiento y habilidad que los grandes samurais del período Sengoku. Una de las cosas más difíciles de la historia del Japón es unir la evolución de la filosofía y sociedad con sus periodos, pero en la película se aproxima mucho a como deberían ser esas personas que hicieron historia en sus tiempos.
    Una gran película, sin duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s