Especiales

Phenomena: cine en estado puro

Miro el calendario, ha llegado el día. Después de casi un mes vuelve la cita que más espero. Busco una camiseta frikinéfila, una del mismo director, o a ser posible de alguna de las películas de hoy. ¿Cena en un tupper? Lista ¿entradas? Listas. Directo al metro y hacia el cine Comedia en Barcelona para asistir a otra sesión de Phenomena, The Ultimate Cinematic Experience.

phenomena

Para los que no conozcan Phenomena, se trata de una propuesta organizada por Nacho Cerdá de recuperar el espíritu de antaño de ir al cine. Con las nuevas tecnologías y la piratería ya no se va tanto al cine, aunque este año parece haber reflotado un poco la industria en este país. Ir al cine, disfrutar de la magia de la gran pantalla, de la compañía, de vítores, aplausos y risas generalizadas. Phenomena no se reduce a esto, ya que las películas que presenta en sesiones dobles con copias en V.O.S.E y en 35mm son más que especiales. En general son blockbusters de los años 70, 80 y 90, aunque también cuenta con sesiones especiales: Grindhouse, Phenomena Kids o temáticas (fin del mundo, Halloween…). Phenomena propone también dos cosas, redescubrir y descubrir en gran pantalla estas películas. En el cine puedes ver a gente que por fin puede volver a ver esa película que en su niñez disfrutó pero acompañado de su nieto para que también lo haga y además en gran pantalla y con palomitas, que es de la forma que se disfruta mejor el cine.

Las peculiaridades de Phenomena residen en haber conseguido una legión de fans que religiosamente acuden a cada sesión, eso sí, en caso de que no se agoten las entradas ya que a veces parece que en lugar de para Phenomena sean para un concierto de Bruce. Además el boca a boca y las redes sociales han catapultado su número de asistentes. Ir a Phenomena siempre es una experiencia maravillosa, no solamente por las películas, sino por el ambiente festivo que hay en cada sesión. Los anuncios de época de Bimbo, detergentes, electrodomésticos, helados y gel de duchas provocan hilaridad en el público. Tráilers de películas eternos, a recalcar cualquiera de Charles Bronson, el grupo infantil Parchís, o Macabra, la mano del diablo. La sesiones empiezan a las 20, pero para coger buen sitio recomiendo ir mínimo una hora antes. Los precios se mueven entre los ocho y nueve euros cada sesión, dependiendo si la sesión cuenta con asientos numerados o no. El precio es más que asequible, sin cambios incluso con la subida del I.V.A.

La sesión inaugural de la que ya es su tercera temporada incluyó la primera entrega de la Trilogía del dólar de Sergio Leone, Por un puñado de dólares y el clásico de ciencia ficción con Charlton Heston El Planeta de los Simios. Pero haré un repaso de muchas de las películas que han ido pasando por el Urgell, la antes sede de Phenomena. Alien/s, Tiburón, Superman, Jurassic Park, Regreso al Futuro, Taxi Driver, Desafío Total, Indiana Jones (2 y 3), Terminator (1 y 2), La Jungla de Cristal, Gremlins, Los Goonies, Grease, Aterriza como puedas, Harry el Sucio, El precio del poder, El día de los muertos, El resplandor o E.T entre otras. El color de estas sesiones destaca por un más que notable toque de frikismo y fan service, pero si se lee entre líneas, podemos ver más que eso, podemos ver grandes clásicos importantísimos en la historia del cine.

Phenomena funciona, y durante el pasado verano empezó una gira por toda la península con la sesión Cazafantasmas y Dentro del Laberinto, pero parece que va a ir más allá. La última sesión, con Django (1966) y Pulp Fiction (1994) también se proyectó en los cines Palafox de Madrid y Zaragoza.

Al que aún no haya ido a Phenomena le aviso que se sorprenderá, sí, cantamos el Movie Record (en una sesión contamos con la presencia de Josep Llobell, compositor de la melodía). Sí, reímos a carcajadas y aplaudimos cuando sale en pantalla el nombre de alguien importante, vitoreamos el primer plano de actores míticos, cuando el malo muere o el chico besa a la chica también aplaudimos. Sí, aplaudimos cada dos por tres pero en ello reside una de las peculiaridades de Phenomena, no es un simple cine, es la experiencia definitiva.

Recomiendo con fervor que entren en este Delorean que puede transportar a épocas llenas de recuerdos de niñez, de descubrimiento pero que siempre dejan con una sonrisa de oreja a oreja. Os dejo también un videoresumen de la segunda temporada.

El próximo 15 de febrero se emitirá un especial de san Valentín con Pretty Woman y Dirty Dancing con nueva localización, el Palau de Congresos de Barcelona, os dejamos un enlace para comprar las entradas (quedan pocas).

Sin título-1

Adrià Navarrosenyorbolet: Entrar a la oscuridad de una sala de cine es una experiencia casi mística. Al salir a la luz de la calle se desvanecen todos los fantasmas y las aventuras de los personajes para volver a la tediosidad de las vidas humanas.

Twitter: @senyobolet

Un pensamiento en “Phenomena: cine en estado puro

  1. Realmente es una experiencia religiosa para algunos, es la fiesta del cine, acogedor lugar donde disfrutamos de esa pasión.
    Llevo yendo a todas las sesiones que puedo desde su primer pase en cine Urgell (bcn) con tiburón y alien, y desde aquel día ir a una sesión Phenomena no tiene nada que ver con ir al cine.
    Infinitamente genial, el plantel de películas, el guiño de sigurney weaver a los phenomenos para aliens, los anuncios oldie’s antes de los pases, vose 35mm o cantar movie record a pleno pulmón, puedo decir que soy un enamorado de Phenomena, gracias Nacho
    Realmente merece mucho la pena vivirlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s