Críticas/Domingo/Para el Gran Público

The King’s Speech (2010): De coronas, pingüinos y tartamudeos

El 27 de febrero del 2011, en el Teatro Kodak de Los Ángeles, se impone El discurso del rey (2010) como mejor película desbancando Cisne negro, Origen, La red social y Valor de Ley entre otras. Además, consigue los premios como mejor guión original, mejor dirección y mejor actor principal. Después de esto mucha gente se sorprende del éxito de la película en cuestión en comparación de los títulos de Nolan y los Coen, por ejemplo. En mi opinión, El discurso del rey es una película que gusta a (casi) todo el mundo pero sin provocar sentimientos extremos. Ésta es una película hecha con gusto y es que todo el mundo sabe que estos ingleses cuando se trata de hablar de su monarquía… bien, ya sabemos de qué pie calzan. Para cerrar el tema de premios, sólo decir que el film consiguió un total de 79 premios.

El discurso del rey trata temas como la amistad, la superación, el miedo, el amor… Temas que venden mucho, muy entrañables ellos y que conectan enseguida con el espectador medio. Pero vayamos por partes. El film nos situa en el Londres de los años 20 donde Albert Fredick Arthur George -Bertie- se encuentra con una serie de circunstancias que lo llevan al trono. Antes ya de ocupar el cargo Bertie (Colin Firth) tiene un problema de tartamudez que le impide hablar en público con soltura. Después de pasar por varios especialistas, su esposa (Helena Bonham Carter) contacta con Lionel Logue (Geoffrey Rush) un ‘logopeda’ amante de la obra de Shakespeare. La relación entre Bertie y Lionel irá cuajando hasta llegar a ser grandes amigos.

El discurso del rey tiene una serie de elementos que dan con la fórmula del éxito; un reparto de categoría que tiene la oportunidad de lucirse (con unos secundarios de lujo como Michael Gambon, Timothy Spall, Guy Pearce y Derek Jacobi), una buena música (compuesta por Desplat y con el Allegretto de Beethoven de su séptima sinfonía en una escena clave de la película) y, como se comentaba anteriormente, una serie de temas sugestivos para el gran público.

El director, Tom Hooper, que viene del mundo de la televisión donde ha realizado varias series y películas para televisión, empieza a perfilar un estilo después de su último estreno en pantallas, Los miserables (2012). Se caracteriza por una puesta en escena correcta y cuidada, el uso del gran angular, un buen trabajo de fotografía, así como de un exceso de cariño por sus trabajos lo que le lleva a dejar escenas más bien innecesarias.

A pesar de las críticas más bien negativas que pueda estar haciendo de esta película, considero que es una película agradable de ver que, aunque no sea una obra maestra, no decepciona.

Mi nota: 7’5

El discurso del rey está disponible en Filmin

Sin título-1

Sergi Alvarezsergialvarrio: “Tarkovski fue una revelación, Kielowski otra y El árbol de la vida otra. Pero el cine bien hecho y que tiene algo intersante que contar en general me gusta. Y aunque el poder aprender sobre cine me ha enseñado a valorar más unos aspectos antes que otros, no me avergüenzo al decir que me lo paso bien viendo pelis rollo Batman y Star Wars

Twitter:@SergiAlvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s