Recomendaciones

Mordiscos cinéfilos

Si sale la palabra “vampiro” en una conversación, seguramente, todos los que lean estas líneas pensarán en la -infame para muchos, obra maestra para los fanáticos- muy reciente saga Crepúsculo. Si bien ha revivido el mito vampírico y ha reventado las taquillas mundiales, consiguiendo legiones de fans, dista mucho de representar la esencia y orígenes de la figura mitológica arraigada en lo más profundo de nuestra cultura (y también las de lugares más alejados).

Los seres vampíricos ya se encontraban en el imaginario popular hace miles de años, como monstruos terroríficos en leyendas de alrededor del mundo, pero no fue sino hasta finales del siglo XVIII, gracias a autores anglosajones, que se convirtió en una figura romántica, el villano de la función (gótica). En este contexto surgió el vampiro literario más conocido de todos los tiempos (al menos hasta ahora), el conde Drácula de Bram Stoker. La sangre, la juventud, las doncellas vírgenes, los murciélagos y demás elementos típicos del malvado hematófago quedaron intrínsecamente ligados a él. Se dieron numerosas variaciones, derivaciones, parodias y, con el nacimiento del cine, no pasó mucho tiempo hasta que el príncipe de la noche reclamara su puesto como estrella de la gran pantalla.

No hay duda de que la figura del vampiro, y el conde Drácula en concreto, vivió una segunda etapa de gloria, protagonizando numerosas películas y sagas, la mayoría de serie B. El fenómeno volvió a decaer, hasta que la saga -literaria, cómo no- de Anne Rice le dio un nuevo giro al mito, añadiendo sentimientos y humanizando la figura. De aquí saldrá otra exitosa película, que varios de nuestros colaboradores recomiendan, Entrevista con el vampiro (1994), en la que Brad Pitt y Tom Cruise se enfundaban en el papel de vampiros galanes y Kirsten Dunst interpretaba a una infantil vampiresa que cautivó a más de uno.

A continuación, los colaboradores de “Se ha escrito un cine” escogen aquellas películas sobre vampiros que cualquier fan del género debería ver pero también pueden disfrutar aquellos que -posiblemente ahuyentados por el fenómeno Twilight- no sean seguidores de los acechadores nocturnos. La clara favorita es la sueca Déjame entrar, basada en la novela (también sueca) del mismo nombre que, aun siendo menos conocida, supuso un nuevo enfoque, más sombrío, al género.

Adrià Navarro

Adrià Navarro

El baile de los vampiros (1967)

Una de las rarezas de Polanski que parodia y homenajea a los vampiros. Risas, ajos y estacas por doquier, bailes y Sharon Tate ¿Transilvania no daba más miedo?

Albert Calvo

AlbertNorris

Déjame entrar (2008)

Brutal película que te aterrorizará como de los vampiros se espera.

Alberto Cuenca

alberto cuenca

Near Dark (1987)

Si te gustan los vampiros -de verdad- y los western, esta “Road Movie” de Kathryn Bigelow es imprescindible. La combinación de géneros hace fácil de ver la cinta, que incluye una muy buena actuación del reparto, en todos los aspectos es interesante y positiva -que no sobresaliente-.

Amanda López

Amanda Lopez

Abierto hasta el amanecer (1996)

Un híbrido entre road movie y película de vampiros, Tarantino escribe para Robert Rodriguez una película que sorprende dando un giro espectacular justo cuando no te lo esperas. Los zombies entran en el film como salidos de la nada, aún así, se trata de una muy buena película.

Àngel Andreu

Angel Andreu

Déjame entrar (2008)

Jamás una película de vampíros ha sido tan fria, tierna, mágica y agresiva a partes iguales. Con un ritmo pausado, Alfredson nos explica un cuento de hadas, una historia de amor tan brutal como la escena final de la película. Sin duda imprescindible.

Ángel Miranda

Angel miranda

Entrevista con el vampiro (1994)

Llevó al cine la nueva narrativa en torno al mito inmortal del vampiro, gracias a la ayuda cercaba al guión de la escritora Anne Rice, en cuya novela se basa la película.Y esa canción de los Stones tan bien puesta… claro…

Anna Casado

Anna Casado

Nosferatu, el vampiro (1922)

Film representativo del expresionismo alemán, es un clásico indiscutible del cine de vampiros en el que Murnau proyecta su propia versión de la novela de Stoker. Muy recomendable para todo cinéfilo y amante de esta oscura criatura mítica.

Arnau Gòdia

Arnau Gódia

Drácula (1931)

Merece ser vista para conocer el primer conde Drácula del cine y de paso ver al vampiro en su versión original, sin aditivos.

Carlos Abascal

Carlos Abascal

Déjame entrar (2008)

Prodigio sueco. Aquí, tras un romance young y evidentemente vampírico -como todos al fin y al cabo-, hay más humanidad y relato que bajo los acnéicos barnices del artefacto Twilight.

Carlos Ribera

Carlos Riverbed

Déjame entrar (2008)

Película hipnótica del romance entre un niño y una vampiresa, donde los vampiros son tratados como se merecen: con seriedad y con respeto. Sin purpurina.

Chus García

Chus García

Nosferatu, vampiro de la noche (1979)

¿La de Murnau? ¿La de Dreyer? ¿Blacula? ¡No! Esta vez me toca reivindicar el Nosferatu, vampiro de la noche (1979) de Werner Herzog. Por el lirismo austero de sus imágenes, por su expresionismo renovado, por transfigurar la ficción con el género documental, por la magnífica BSO y, sí, porqué la sola presencia de Klaus Kinski –con maquillaje o sin él- ya acojona más que cualquier Drácula habido y por haber.

Daniel Granado

Dani Granado

Van Helsing (2004)

Carencias a parte, película con vampiros, sangre, acción y rarezas. Con el australiano Hugh Jackman a la cabeza.

Eneko Bustamante

Eneko

Entrevista con el vampiro (1994)

Como ya lo hacía el primer Nosferatu, muestra a los vampiros en su forma más (narrativamente) interesante: como condenados a la vida eterna que sufren por ello.

Fran Guijarro

Fran Guijarro

The Night Flier (1997)

Producto de bajo presupuesto que adapta el relato homónimo de Stephen King con gran acierto. No solo es un buena película de suspense, sino que además se permite criticar al sensacionalismo imperante en nuestra sociedad; al fin y al cabo en lo que coincide un vampiro y un periodista es en sus ansias de sangre.

Jaume Clapés

Jaume Clapés

Entrevista con el vampiro (1994)

Por ser el reverso de la saga Crepúsculo y por saber abordar la moral de los nunca muertos. ¡Y por el morbo claro de los actores, muy yogurines!

Laia Tardós

Laia Tardós

Hotel Transilvania (2012)

Básicamente porque está en cartelera en estos momentos. Hará reír a los críos.

Lluís Muñoz

Lluís Muñoz

Only Lovers Left Alive (Por estrenar)

Os preguntaréis, ¿pero si este tío (Jim Jarmusch) no tiene ninguna película que se llame así? Pero sí, este año la estrenará y tiene muy buena pinta. ¡Historia de amor vampírica!

Lucía Carmona

Luacía

El baile de los vampiros (1967)

Parodia del género por excelencia que, a ratos, no podrías diferenciar de una peli “seria” de vampiros. Desternillante y con el joven Polanski en el doble papel de director y protagonista.

Ludovico Longhi

Ludovico Longhi

Drácula(1931)

El mito vampírico (como actualmente ha demostrado la saga Crepúsculo) posee una fuerte e intrínseca connotación erótica (caza nocturna, colmillos fálicos): esto está en las leyendas, en la literatura (Stoker) y en la pantalla gracias a Béla Ferenc Dezső Blaskó LUGOSI. Actor rumano embebido de la romántica cultura austrohúngara confiere a la figura cinematográfica del no-muerto hematófago aquel toque dandi fin de siècle que muchos condes transilvanos han heredado. Encasillado por el sistema de estudio, despreciado por la crítica, casi olvidado por el público y adicto a la morfina, ha dejado el mundo de los vivos con un coup de théâtre: el deseo ser enterrado con el traje y la capa de combate. No se sabe si sus restos descansan en el Holy Cross Cemetery (Culver City) o si todavía su alma en pena persigue a jóvenes chicas insomnes. Cierto es que solo post mortem la academia ha reconocido su talento y ha premiado su sombra (Martin Landau) en el homenaje cinéfilo Ed Wood de Tim Burton.

Maria Cuennet

Maria Cuennet

Drácula (1958)

Adaptación de la novela de Bram Stoker realizada por Hammer Productions. Decorados muy ficticios, sangre muy roja, exageración en todos los sentidos pero aun así digna de ver y compararla con la homónima del 1931 con Bela Lugosi de Universal Productions.

Pau Lluís

Pau Lluís

Jóvenes ocultos (1987)

Por aunar vampiros, familia y música ochentera.

Quim Puig

Quim Puig

Déjame entrar (2008)

Lo tengo claro: creo que este film es la aproximación más innovadora que he visto respecto al tema del vampirismo en los últimos años. Eso sí, es sórdido como pocos ( incluye bullying, necrofilia, pederastia así como el aprendizaje de un futuro serial killer). Tomas Alfredson es también el director de la 2ª y 3ª parte de la “trilogía Milenium” (versión sueco-danesa,2009) y de El Topo (2011) con Gary Oldman.

Ruben Parra

Ruben Parra

Abierto hasta el amanecer (1996)

¿Qué pasaría si un bar de carretera de México, fuese una colonia de vampiros con ansias de sangre? Mucha acción, mucha sangre, buena violencia y mucho humor vulgar. Película de Robert Rodríguez con la participación de George Clooney y Quentin Tarantino.

Sergi Álvarez

Sergi Alvarez

Nosferatu, el vampiro (1922)

Este vampiro expresionista llevado a la pantalla por Murnau es, junto al Nosferatu de Herzog, la mejor encarnación del terror en este ser mitológico.

Sin título-1

LuacíaLucía: “Yo por una película dejaría a un hombre, pero por un hombre nunca dejaría una película.”

Twitter: @LCarmona137

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s