Críticas/Martes/Para Desconfiar del Género Humano

El Ciempiés Humano (2009): “Lo siento, tengo que cagar”

Cuando me recomendaron esta cinta no me lo podía creer, al contrario del depravado que me la presentó voy a intentar no destriparos la chispa del argumento, puesto que es lo más extravagante e interesante de “El Ciempiés Humano”, donde desconfiar del género humano se queda corto.

Me imagino a Tom Six de estupefacientes hasta las cejas, o después de un más que desequilibrado sueño teniendo las gónadas de producir semejante film y explicar a los futuros actores la temática de este. No esperes ver una obra digna de Wes Craven en lo que al Terror se refiere, ni Brain Dead para el gore. Espera una idea original llevada a cabo con una paleta de estilos, que bebe de estos géneros pero que se alimenta de otra cosa.

HumanCentipede2

Todo empieza con Mad Doctor de Tom Six, en la cual el protagonista en nuestra historia, lleva a cabo un experimento que no dejará frío –ni con hambre- a nadie. Esa malsana idea te adentrará en una historia a primera vista cargada de tópicos, donde dos chicas terminan perdidas en una casa tras pinchazo de rueda, el clásico del terror de los 70’s (80’s, 90’s…). Esta idea dará un giro para encontrar lo atípico tras quedar encerradas –porqué no vamos a adentrarnos en esa casa dejada de la mano de Dios, con esa extraña niebla que la rodea de thriller y orgásmica atracción a muerte- junto a un Japonés en el sótano del perturbado cirujano. –Ojo, aquí es donde se pone escatológica y original– quién pondrá en práctica su malsano ensayo.

El film tiene una estética que recuerda a Funny Games, véase la casa del horror del doctor, con un primer cuarto Hostel, aunque no tenga mucho que ver con sus temáticas. En esta ocasión la angustia –si se es débil de estómago no conviene comer durante el visionado- hará presencia en unas tomas ajenas a la acción. Serás un visitante de la perturbadora y enfermiza operación quirúrgica, llena de planos detalle de cortes, sangre y manos a la obra.

human_centipede_4

Atmósfera de angustia y tensión de la que se encarga Dieter Laser, llegando a rayar en algunos aspectos una teatralidad –tildada de sobreactuación- que recuerda al Doctor Frankenstein. Te acerca a villanos carismáticos como Freddy –no confundir comparación a la actuación de Robert Englundtras el aséptico ojo de la cámara.

Conviene decir que si tras el film os quedáis con hambre de desconfiar del género humano, podéis encontrar su segunda parte en la que alarga su idea sumando más pobres conejillos de india. Y podremos desconfiar también este 2013 en la tercera entrega de esta historia de los Países Bajos cuna.

Mi nota: 5,5

Sin título-1

alberto cuencaJackdaniel: Desde que vi por primera vez la gran pantalla caí rendido al arte, y eso que era Honey, I Blew Up the Kid. Seamos serios, estoy aquí para disfrutar e intentar que disfrutéis de este amor al Cine, creando polémica”

Twitter:@BatSinope

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s