Críticas/Para Reírse/Viernes

La Última Noche de Boris Gruschenko (1975): Woody Allen en absurdo

Una película no muy conocida de Woody Allen, anterior a Annie Hall y Manhattan pero posterior y más parecida a Everything You Always Wanted to Know About Sex* (*But Were Afraid to Ask) por el estilo y sobre todo por la sensación de absurdo de algunos diálogos.

Trata de un soldado ruso, Boris Grushenko (Woody Allen), que es condenado a muerte y recuerda su existencia antes de la ejecución.

Se distingue de sus otras películas por estar situado en una época diferente de la actual, cosa inusual en Woody Allen. Aun así, aunque la acción se desarrolle en la Rusia de la época napoleónica, el personaje de Woody Allen no se quita las (modernas) gafas de pasta negra que distinguen el director, ni impide inserir animadoras al estilo americano y vendedores de comida ambulante en el campo de la batalla franco-rusa.

La película está llena de diálogos existencialistas sobre la muerte, Dios, el amor pero siempre con un trasfondo (o no tan fondo…) de absurdo. Sobre todo cuando es Sonia (Diane Keaton) la que reflexiona: “Amar es sufrir. Para evitar el sufrimiento no se debe amar pero entonces se sufre por no amar…”

tumblr_mc0w6lVLcZ1rj4h3to1_1280

Woody Allen parodia el ambiente ruso recreado en las grandes obras de literatura rusa como por ejemplo Anna Karenina (Tolstoi) y hace referencia a grandes del cine como los hermanos Marx (escena en que Sonia y Boris quieren dejar inconsciente el duque español con una botella de vidrio) y Ingmar Bergman (en la conversación final entre Natacha y Sonia en un momento dado se posicionan una de perfil y otra de cara, como hacen las dos protagonistas de Persona del 1966).

Muy dentro de su estilo por cómo se mueve entre la absurdidad, la parodia y el ridículo pero lejos de su estilo al situarse al siglo XVIII, Love and Death es una película que gusta si uno es amigo del humor peculiar de las primeras películas del director. Si no, olvídanse…

A destacar:

*La última escena de la película: Boris y la muerte (de blanco, por cierto) bailando juntos al ritmo de la música de Serguéi Prokófiev. 

Mi nota: 7

Sin título-1

Maria CuennetMariamnn: En el cine el papel que me atrae más es el de espectadora. La experiencia gana cuando luego la puedes compartir y discutir con esos amigos cinéfilos que tenemos. Hagámoslo también aquí.

Un pensamiento en “La Última Noche de Boris Gruschenko (1975): Woody Allen en absurdo

  1. Hola María
    Por razones de edad, soy contemporáneo del estreño de “Love & Death” , aquí en España “La última noche de Boris Grushenko” y fue también mi primera película de Woody Allen. Me gustó y junto con “El dormilón” me sigue pareciendo lo más apreciable de los primeros films de Allen como director aunque la fama la tenga “Toma el dinero y corre”.

    No obstante debo reconocer que aunque Allen me gusta mucho no soy un gran seguidor de esta primera etapa y que cuando el director la evoca en films posteriores, caso de “Scoop” o de “Granujas de medio pelo”, no me llega. En cambio sí soy un gran fan de algunos films considerados menores como “Alice”, “Poderosa Afrodita”, “La maldición del escorpión de jade” y “Todo lo demás”. Pero supongo que todo es una cuestión de gustos. Ah, el detalle de “Persona” que se escapó pero es que no la he visto
    ( yo también tengo lagunas 🙂 🙂 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s