Críticas/Lunes/Para Descargar Adrenalina

El Caso Bourne (2002): el nuevo superespía

El Caso Bourne (The Bourne Identity) es uno de los más claros exponentes del cine de acción de los últimos años y más concretamente del cine de espías. Se trata de una película que supuso una pequeña revolución dentro del género en el momento de su estreno, y su principal virtud fue la de romper con la imagen del espía que monopolizaba James Bond. Bourne está hecho de otra pasta, no tiene gusto por los trajes, los coches caros o los gadgets. El cambio que supuso la aparición de este nuevo agente, frío e implacable, gustó hasta tal punto que en el último Bond interpretado por Daniel Craig podemos encontrar más puntos de encuentro con Bourne que con los predecesores del espía británico.

Bourne 1

Pongámonos en situación. La película relata la historia de Jason Bourne (Matt Damon), un hombre que después de un accidente sufre una fuerte amnesia que no le permite recordar quién era, así que con las pocas pistas de que dispone decide reconstruir su identidad. En seguida se dará cuenta de que pertenecía a alguna clase de organización y que le están persiguiendo, entonces iniciará una carrera contrarreloj para dar con las claves de su pasado mientras huye.

La película dirigida por Doug Liman y basada en la novela del escritor Robert Ludlum (que también participó en la película) se nutre de una acción trepidante con alguna escena memorable como la persecución dentro de un Mini por las calles de París. Además la película cuenta con una trama interesante que mantiene el suspense y la atención del espectador.

El uso de la cámara es otro de los elementos propios en El caso Bourne. Prácticamente sin planos fijos, toda la película está rodada cámara en mano, haciendo que el plano se mueva constantemente, esto puede molestar a más de uno al principio pero le sirve bien a la película ya que consigue sumar ritmo y verosimilitud a la acción.

bourne 3

Recapitulando, Bourne estableció las bases de un tipo de espía diferente que, aún así, no puede evitar caer en algunos de los clichés de este tipo de películas, como la relación amorosa del protagonista con una chica y la afición a la destrucción y las explosiones ahí por donde pasa. En general es un buen filme de acción que consigue entretener y mantener el interés en la trama.

Finalmente recordar que El caso Bourne es sólo el primer capítulo de lo que acabó siendo una trilogía, innecesaria para algunos y celebrada por otros. La fórmula no se ha parado ahí, ya que se ha seguido explotando en una cuarta entrega de la saga El legado de Bourne (2012) con nuevo protagonista (Jeremy Renner). Así que si os quedáis con ganas de descargar más adrenalina, tenéis Bourne para rato.

Mi nota: 6,5

Sin título-1

Arnau Gódiaarnaugodia: Al igual que con la música, hay una película para cada momento, situación y estado de ánimo. El problema es encontrarla.

Un pensamiento en “El Caso Bourne (2002): el nuevo superespía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s