Críticas/Lunes/Para Motivar

La Escapada (1962): Extroversión vs introversión

Dino Risi tiene el honor, junto con el corro formado por Luigi Comencini, Ettore Scola, Mario Monicelli o Nanni Loy, de ser considerado uno de los padres de la comedia italiana, que tan fuerte acabaría pegando en el ámbito internacional allende las décadas de los 50 y 60. Para el que escribe estas líneas, Risi es considerado un director altisonante, y con esto quiero decir, lo mismo nos ofrecía pufos, que se desmarcaba con filmes de gran calidad.Afortunadamente, con La escapada (1962) nos trae su mejor versión; y lo hace por todo lo alto.

Las líneas de esta alocada llamada a la strada salen de las mentes del triunvirato formato por el mismo Risi, con la ayuda de un jovencísimo Scola, más un siempre competente Ruggero Maccari, los cuales se salen de la commedia dell’ arte y el bozzetismo, aún en auge en la época, para plantearnos  una nueva dimensión de la comedia italiana, ya alejada de los elementos más característicos del neorrealismo rosa que proliferaba en los años 50.

La escapada

El argumento es un pretexto; un bon vivant a la italiana –personificado por un divertidísimo Vittorio Gassman– saca forzosa, y no sé si casualmente, de la rutina a un cuadriculado estudiante de derecho –magníficamente interpretado por Jean-Louis Trintignant. En este asueto por la fuerza, en el que el dúo protagonizará una mezcla de buddy con road-movie, el humor es utilizado en clave costumbrista para reflejar la sociedad italiana de los 60, justo en pleno boom económico. Risi confronta el hedonismo de un personaje contra la disciplina del otro, siendo este último el que transigirá ante la fuerte personalidad del primero.

Realizada de forma pulcra y sin aspavientos, predominan los planos generales para hacer llegar al espectador toda la belleza e idiosincrasia de la geografía y costumbres transalpinas. Añadamos a la fórmula unas cuantas referencias, en tono irónico, a gente como Modugno, Antonioni o Landru, y ya tenemos el plato listo para servir. Pero donde más brilla el filme, es que nosotros somos directos participes de una realidad inmediata; la vida misma que se impone con sus sabores y sinsabores, y las propias personas que los disfrutan y padecen, son la pulsión de esta obra donde no falta un trasfondo de crítica.

Y es que Risi remacha su película con un desenlace ‘chocante’ en el que el espectador no sabe bien, bien, a que atenerse. Quizá, aquí, es donde al director se le ven más las costuras de su trabajo, dejando una moralina final en la que uno duda si seguir riendo o romper a llorar. Supongo que dependerá del humor negro de cada uno. Da que pensar.

Nota: 7

Sin título-1

Chus García

ChusGarciaRodriguez: “Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador.”

 Tumblr: Tarkovski

3 pensamientos en “La Escapada (1962): Extroversión vs introversión

  1. Hola Chus
    Yo creo que “La escapada” pese a su aparentemente tono vital desenfadado es , en el fondo, un film muy amargo sobre dos solitarios. Coincido contigo , Risi es capaz de excelentes películas como ésta o “Perfume de mujer” y de otras sin el menor interés. Me permito recomendarte un film suyo tardío, de los 80, que descubrí por casualidad el año pasado ” Fantasma d’amore” con Marcello Mastroianni y Romy Schneider. No es una comedia sino más bien una cinta fantástica con algún toque de terror incluso. A mí me gustó mucho.

    • Buenas Quim,

      En primer lugar, muchas gracias por tu comentario. La verdad es que mientras escribía la reseña, no dejaba de pensar que posiblemente más que motivar, la película desmotiva. Estoy muy de acuerdo contigo sobre el toque amargo del film, creo que Risi se ganó muy a pulso el título de director de la comedia amarga.

      Tomo muy buena nota de tu recomendación, seguramente será la próxima película que vea. No me desagrada Risi, soy un fanático de Mastroianni y a Schneider le tengo mucho cariño desde All That Jazz de Fosse. ¡Creo que de aquí no puede salir nada malo!

      • Me veo obligado a gradecer a Jesus estas breve lineas sobre un gran director italiano, poco considerado porqué lo suyo era “la comedia”. Debo también recordar la obra maestra de Risi “Una vita difficile” con el grande Alberto Sordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s