Tops

Diez silbidos memorables

Cuando hablamos de la banda sonora, en una película, ¿en qué pensamos? Normalmente en canciones con voces angelicales, como el Over the Rainbow de Judy Garland. O quizás en músicas tocadas con instrumentos muy diferentes, incluso orquestras enteras, que convierten la imagen en algo más y acaban formando parte de la memoria colectiva de la película. Pues es inevitable pensar en Star Wars o en Superman y no recordar las maravillosas composiciones de John Williams. Podemos pensar en muchísimos elementos sonoros, pero hay uno en concreto que no solemos tener en cuenta.

Nunca pensamos que una acción tan mundana, tan sencilla como puede ser un silbido, pueda estar a esa altura. He aquí una lista con 10 silbidos memorables de la historia del cine. Westerns, asesinos en serie… ¿Te lo vas a perder?

Diez Silbidos Cinematográficos Memorables

Quizás empezar por una de las melodías silbadas más recordadas de esta lista sea lo mejor.

Su nombre original es La Marcha del Coronel Bogey, y no es original de la película, sino que fue compuesta por el Teniente Ricketts, un músico militar, en 1914, basándose para ella en un superior que jugaba al golf. En la película, puesto que la mujer de Ricketts (él ya estaba muerto para entonces) no quiso ceder los derechos completos por lo reprobable de la letra, se tuvo que mostrar silbada, y se temió que el público no entendiese su significado. La canción, con su letra obscena, era originalmente entonada por los británicos en la Segunda Guerra Mundial en sus victorias para reírse del pene de sus enemigos nazis. La ironía radica en que, al principio de la película, aparecen unos soldados volviendo a su campamento, entonando la canción heridos y con los uniformes hechos trizas después de ser derrotados.

Pero no sólo de marchas militares va la cosa. Los silbidos se encuentran también con asiduidad en esas maravillosas composiciones orquestadas de los spaguetti western de antaño.

Enio Morricone. Para muchos con ese nombre sobrará. Para los que no le conozcan, Enio Morricone es un emblemático compositor italiano que se hizo famoso principalmente por poner la música a los westerns de Sergio Leone. Este tema es el de la primera parte de la llamada Trilogía del Dólar (protagonizada por Clint Eastwood y su Man with No Name). Dicho tema encarna a la perfección la ironía y sarcasmo reflejados en la cinta, y se compone en gran medida de silbidos y efectos sonoros de disparos.

La segunda entrega de la Trilogía del Dólar cuenta con un tema principal con más instrumentos, incluso algunos poco comunes como castañuelas. Morricone empieza la composición apenas con un silbido y una nota de guitarra, pero luego empieza a añadir instrumentos y voces a la composición, en un grandioso crescendo.

En la última entrega de la Trilogía del Dólar, Morricone crea un tema principal que reproducirá de tres formas diferentes con el objetivo que representen a cada uno de los tres protagonistas: una flauta para Blondie (Clint Eastwood), una ocarina para Angels Eyes (Lee Van Cleef) y voces humanas para Tuco (Eli Wallach). Se compone principalmente de sonidos que nos recuerdan a aullidos y que, en la primera escena, se mezclan de hecho con los aullidos reales de un lobo.

Posiblemente, la antítesis de los temas de Morricone. En éste podemos oír una melodía alegre, aventurera, compuesta por Jerry Goldsmith para éste western protagonizado por los hermanos Bishop: Dean Martin y James Stewart.

Un silbido, no obstante, puede no sólo acompañar a la música. Puede ser más poderoso, y tener un significado directo en la película. Porque, ¿qué hay más macabro que un asesino silbando alegremente antes de cometer sus crímenes?

Retrocediendo más en el tiempo, hasta los años 30, encontramos M de Fritz Lang. En ella, Hans Beckert (Peter Lorre) silba “En la gruta del rey de la montaña” de Edvard Grieg, mientras le compra a una niña unos globos. Hans Beckert es un asesino de niños.

No se trata de la de Brian de Palma, sino de la original de Howard Hawks y Richard Rosson, la de 1932. En ella, Tony Camonte (Paul Muni) es un mafioso que, ya en la primera escena de la película, mata a Big Louis Costillo (Harry J. Vejar). Sin embargo, del asesinato básicamente sólo vemos la sombra de Tony, silbando mientras se acerca.

Silbido Scarface

Quentin Tarantino introduce el silbido como carta de presentación del personaje Elle Driver de Daryl Hannah, una integrante de un grupo de asesinas que se introduce en el hospital donde la protagonista (conocida como La Novia) se encuentra en estado comatoso. Elle va silbando la canción mientras camina por los pasillos del hospital y prepara la jeringuilla con la que intentará asesinar a La Novia.

Sin embargo, y no debe sorprendernos conociendo la fama de “recopilador” de Tarantino, el archiconocido silbido de Kill Bill tiene su verdadero origen en una película de los años 60, Twisted Nerve. En ella Martin, un perturbado joven, se encarga de reproducirlo al acechar a sus víctimas.

Finalmente, y después de tanto asesino, bajémonos de la montaña rusa y acabemos con tranquilidad, de forma sugerente.

La última película de la lista está protagonizada por Humphrey Bogart y una jovencísima Lauren Bacall. En la escena en cuestión, Lauren Bacall se va después de besar a Bogart y, picarescamente, le dice: “Sabes silbar, ¿no, Steve? Simplemente juntas los labios, y soplas…” Entonces, cuando Bacall se ha ido, Bogart silba, y ríe.

Como nos gusta ir un paso más allá, y para acabar este artículo con buen humor, aquí está una de las obras más recordadas de los Monthy Python: Always Look on the Bright Side of Life, de La vida de Brian. El tema es irónico, jocoso y alegre, en la dinámica de sus creadores, y nos invita a ver el lado positivo de la vida.

Y hasta aquí ésta particular lista con 10 (+1) silbidos memorables de la historia del cine. Como vemos, un silbido sí puede estar a la altura de las más grandes bandas sonoras, y pasar a la historia como ellas. Éstos han sido sólo unos pocos silbidos pero, ¿serías capaz de mencionarnos alguno más? ¿Recuerdas algún otro silbido que sea digno de destacar?

Sin título-1

angel-revertefareang: “En el cine me llevo decepciones a la par que alegrías, y quizás en las películas que uno menos esperaría. Pero como dicen, para gustos los colores, y mientras todos coincidamos en que las obras maestras son obras maestras, tendremos derecho a que nos gusten películas como Crepúsculo. Bueno, no, esa no.”

10 pensamientos en “Diez silbidos memorables

  1. Totalmente cierto, ¡Chus! Error de bulto, que ahora mismo acabo de corregir. Gracias por destacarlo, y por la felicitación 😉

  2. Pingback: La Vida de Brian (1979): Romani Ite Domum | Se ha Escrito Un Cine

  3. Hay una película que no recuerdo ni actores, ni nombre ni nada… pero recuerdo que una amiga siempre silbaba.

    Era de un psicopata condenado a muerte que silbaba y regresaba de la muerte o algo así y un detective se daba cuelta por el silbidito

    HELP no me acuerdo del nombre y eso me mata ):

  4. Muy bueno el artículo!
    Para el que pregunta por la película, me parece que es Poseídos (Fallen). Con las actuaciones de Denzel Washington y John Goodman. El nombre del tema es “Time is on my side” de The Rolling Stones.
    Saludos!

  5. Sin duda, un silbido que creo merecería estar en la lista es el de Joe Yabuki en la serie y las películas de “Ashita no Joe”

    Es un gran resumen sonoro de lo que destila esta serie: épica y dramatismo a partes iguales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s