Críticas/Miércoles/Para Disfrutar de Rarezas

El Delirante Mundo de los Feebles (1989): El Lado Oscuro de los Teleñecos

Peter Jackson se batía el cobre con productos zetosos mucho antes de amasar premios con la saga de El Señor de los Anillos. De la misma manera que hiciera Sam Raimi con Posesión Infernal, el bueno de Pete reunió a unos cuantos amigos en Nueva Zelanda y se puso a grabar su primera película, una comedia gore titulada Mal Gusto. Años más tarde repetiría la fórmula con una de las mejores cintas del género: Braindead, tu madre se ha comido a mi perro.

feebles-02-g

El puente entre esos dos films es Meet the Feebles, traducida aquí en España como El delirante mundo de los Feebles, una traducción de lo más acertada teniendo en cuenta lo surrealista de la propuesta, algo así como si los Teleñecos se hubieran tomado unos tripis.

La acción nos sitúa en un teatro en el que se están llevando a cabo los ensayos previos a un espectáculo de variedades. Los protagonistas son un grupo de marionetas de lo más variopinto: una diva hipopótama venida a menos, una rata metida siempre en asuntos turbios, una mosca paparazzi… el elenco es amplio y recoge todo tipo de filias extrañas.

meet-the-feebles-01

Por ejemplo, tenemos un émulo de la rana Gustavo adicto a las drogas, un oso hormiguero que huele bragas, una vaca sadomasoquista, un conejo adicto al sexo, una gallina que se acuesta con cualquiera… hay porno sucio, hay coprofagia, hay vísceras. Hay de todo y variado.

Pero este despropósito no está vacío de contenido. Además de dejarnos escenas hilarantes (como la que protagoniza la rana en Vietnam o el último ensayo antes de la función) también nos ofrece todo un abanico de géneros, como si Peter Jackson hubiera agitado en una coctelera todos sus conocimientos cinéfilos. Hay momentos para el amor (y el desamor), pero también para la acción, la comedia, incluso el musical tiene cabida en esta película. Y por descontado el gore. A Pete le gustaba la casquería, aunque sea con muñecos.meet to f 1

Quisiera destacar la catársis final, todo un ejemplo de como el exceso puede estar perfectamente orquestado para proporcionar un buen desenlace a una cinta que, no lo olvidemos, trata de marionetas cantarinas que abusan del sexo, dicen palabrotas, trafican con drogas y no dudan en matar a quién sea.

Mi nota: 7

Sin título-1

Fran Guijarrofranelapocaliptico: A veces me pregunto: si un extraterrestre bajara a la tierra y viera una película de cine de ciencia ficción, con quién se identificaría más: ¿con E.T o con el xenomorfo de Ridley Scott?

5 pensamientos en “El Delirante Mundo de los Feebles (1989): El Lado Oscuro de los Teleñecos

  1. Pingback: Posesión Infernal (1981): Me comeré tu alma | Se ha Escrito Un Cine

  2. Pingback: La Verdadera Historia del Cine (1995): La Versión del Director | Se ha Escrito Un Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s