Críticas/Domingo/Para Disfrutar con Toda la Familia

Mamma Mia! (2008): Abba para toda la familia

Un jukebox musical es un musical creado a partir de una selección de canciones ya existentes de uno o varios intérpretes y que se articulan para formar un argumento. Para que este tipo de musical funcione, debe albergar un número suficiente de temas conocidos previamente por el público lo cual hace que normalmente nos movamos en el terreno del pop o del rock.

En el caso de Mamma Mia!, todas las canciones son de Abba y fue Catherine Johnson en 1999 quien, a partir de la autorización del grupo, las seleccionó y articuló en un musical que fue estrenado en Londres ese año bajo la dirección de Phyllida Lloyd. Ambas mujeres aparecen en los créditos de la versión cinematográfica como guionista y directora, respectivamente.

mamma-mia-julie-walters

La trama de la obra está tomada de Buona Sera Mrs Campbell (Melvin Frank, 1968) en la que la protagonista es una mujer italiana, encarnada por Gina Lollobrigida, con una hija y tres posibles padres: tres soldados americanos que había conocido durante la guerra. En Mamma Mia! Donna (Meryl Streep) es una mujer que vive en una isla griega y cuya hija, Sofía, va a casarse. Ésta ha enviado tres cartas a tres antiguos novios de su madre y a los que ha invitado a la boda sin que ella lo sepa para averiguar cual de ellos es su progenitor.

Cuando pienso en un musical para toda la familia me viene a la cabeza invariablemente Sonrisas y lágrimas (Robert Wise, 1965) que trata precisamente de una familia y del poder de la música. Pienso que Mamma Mia! es su equivalente para la actualidad y eso justifica su inclusión dentro del apartado que encabeza esta crítica. Eso sí, la familia está puesta al día: la protagonista es madre soltera, la hija no conoce a su padre, uno de los tres hombres acaba asumiendo su homosexualidad y aunque al final hay una boda no es la de los jóvenes novios, los cuales se van a recorrer mundo sin casarse.

El musical como género es terreno abonado a todo tipo de desparrames y Mamma Mia! no es una excepción siendo una comedia divertida, que transmite una alegría contagiosa y con unos actores que, aunque no sean cantantes profesionales y no pretendan cantar bien, caen en gracia. El resultado es vertiginoso y disfrutable. Y sí, está llena de tópicos y puede ser muy kitsch (por ello es también legítimo acercarse a este film como un placer culpable) pero todos los actores refuerzan y hacen consciente al espectador de los aspectos más falsos de la historia y juegan con la ironía.

Evidentemente, si no te gusta Abba olvídate de este film. Los suecos eran un gran grupo pop con excelentes canciones (vale, Chiquitita no) y, aunque se suele identificar a la banda con una música bulliciosa y lúdica, lo cierto es que su repertorio incluye también temas más tristes. Incluso tienen relaciones con el musical previas a este film. Así, los dos chicos de la banda, Benny Anderson y Björn Ullvaeus son, junto a Tim Rice, coautores de Chess o la pieza The Girl with Golden Hair incluida en su disco The Album (1977) que califican en los créditos del mismo como 3 scenes from a mini musical ya que la forman tres canciones, una de ellas la popular Thank You for The Music

Mi nota: 10

Sin título-1

Quim PuigQuim Puig:

“The notorious boy of the wild/ adopted by wolves when he was a child/ That’s why God, that’s why God, that’s why God made the movies” ( Paul Simon, 1980)

Twitter:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s