Críticas/Martes/Para Llorar

Cadena de Favores (2000): una idea para cambiar el mundo

El cine norteamericano cuando se pone sentimental tiende muchas veces a caer en el exceso con tal de cumplir su principal objetivo, emocionar al espectador. Es en estas ocasiones en las que podemos referimos a este tipo de películas cómo las de lágrima fácil”. Aún así, esto no tiene por qué ser un elemento negativo (depende de cada tipo de espectador) y tampoco quiere decir que las películas carezcan de interés.

Cadena de Favores (Pay It Forward) es sin duda una película con una gran carga emocional que conseguirá conmover al personal.

La película de la directora Mimi Leder nos presenta una historia que gira entorno a su joven protagonista, Trevor (Haley Joel Osment), un chico listo, despierto y bondadoso, que vive en un entorno difícil con su madre (Helen Hunt) que tiene problemas con la bebida. Trevor inspirado por su nuevo profesor de ciencias sociales en el colegio (Kevin Spacey) decide iniciar un proyecto para mejorar el mundo en el que vive. La idea es tan buena como simple, una persona hace tres favores a alguien que puede necesitar su ayuda y estos a su turno, en vez de devolver el favor tienen que prestárselo a otras tres personas diferentes.

cadenadefavores1

La película hace hincapié en la generosidad, la buena voluntad y la humanidad de las personas. Pero a pesar del positivismo que desprende la idea del joven protagonista, se trata de una película enteramente dramática en la que se suceden los infortunios en la vida de los personajes. Esto hace que el film (sobretodo en su tramo final) caiga en el sentimentalismo excesivo que se ha mencionado al principio de esta crítica.

cadenadefavores2

Para terminar, merece la pena destacar las actuaciones del trío protagonista formado por Haley Joel Osment, Kevin Spacey y Helen Hunt que conforman el principal eje en el que se sostiene la película.

En definitiva una película que parte de un buen planteamiento pero que puede resultar excesivamente melodramática en algún momento, pero que sin duda conseguirá emocionar y dejar escapar alguna lagrimilla a más de uno.

Mi nota: 7

Sin título-1

Arnau Gódiaarnaugodia: Al igual que con la música, hay una película para cada momento, situación y estado de ánimo. El problema es encontrarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s