Críticas/Martes/Para Llorar

Réquiem por un Sueño (2000): Encuentra lo que amas y deja que te mate

Tras el éxito obtenido con la extravagante Pi, Darren Aronofsky decidió revolver los estómagos de los espectadores con una película coral de autodestrucción tras la estela de los sueños. Una historia triste y cruda en la que el espectador sufre de primera mano cómo los protagonistas se aproximan inexorablemente hacia su final.

requiem3

Como escribía Charles Bukowski: “Querida, encuentra lo que amas y deja que te mate. Deja que consuma de ti tu todo. Deja que se adhiera a tu espalda y te agobie hasta la eventual nada. Deja que te mate, y deja que devore tus restos. Porque de todas las cosas que te matarán, lenta o rápidamente, es mucho mejor ser asesinado por un amante”.

requiem1

El polémico director comenzó el milenio con un filme efectista en el que dejó patente su virtuosismo con la cámara. Lo acompañó de un guión turbulento, imágenes hirientes y un apartado sonoro con una presencia inolvidable. Gracias a Requiem por un sueño Darren confirmó a los críticos  que era un autor muy a tener en cuenta en los años venideros. En ella narra el paso estacional de cuatro protagonistas desde su inicio por la adicción a diferentes drogas hasta el momento en el que éstas se apoderan de sus vidas desencajándoles de la realidad.

requiem2

Un argumento sucio acompañado de planos que viajan hacia el interior de los personajes, una fotografía enfermiza, un ritmo angustioso y una banda sonora instrumental cuyo leitmotiv pasó a la historia del cine. No son pocos los espectadores que se sienten angustiados ante lo que acontece en pantalla gracias al talento técnico de Aronofsky, que logra que las emociones traspasen el cristal mientras el espectador se sumerge en sus diatribas con los estupefacientes y su autodestrucción.

requiem4

Hay quien considera que se trata de un director sobrevalorado, pero lo cierto es que no se puede negar su afán por innovar y por tocar diferentes estilos y temáticas poco convencionales, como se puede comprobar en las películas mencionadas o en las posteriores El luchador, La fuente de la vida o Cisne Negro. De una u otra forma, en Requiem por un sueño se encuentra una historia punzante que toca la fibra sensible y pone en jaque el comportamiento humano… cómo a veces destruimos nuestra persona y a los que nos rodean cegados por nuestras metas. “El fin justifica los medios” no siempre es cierto, y no todas las películas de llorar son dramas facilones, como demuestra este poema audiovisual. Vean, oigan, sientan y juzguen por sí mismos.

Mi nota: 8

Sin título-1

Angel mirandaÁngel Miranda: “Puede que sea un buen día o que tengas ganas de meter la cabeza en una licuadora, que estés en el sofá de casa o a kilómetros de la rutina, pero siempre hay tiempo para una buena historia, hacen que la vida merezca la pena”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s