Críticas/Para Ligar un Poco/Sábado

Once (2006): El Amor es así

Con permiso de la muerte, el amor es el concepto por excelencia al que nuestro raciocinio -aún- no ha podido dar una explicación convincente. Por contra, resulta paradójico que en el cine, el amor se haya convertido en el tópico frecuente, totalmente banalizado, como si lo que acostumbramos a ver en pantalla fuese lo más normal del mundo en nuestro día a día, siguiendo siempre los mismos patrones comunes.

El amor es complejo, reside fuera de nuestra razón, y llegar a comprenderlo se escapa de nuestras manos. El amor que vivimos no es el típico chico conoce a chica, chico pierde a chica, chico recupera a chica y viven felices y come perdices. Es por eso que cuando aparecen películas como Once, uno no acaba de perder la fe en la humanidad. Se trata de una película irlandesa, mejor dicho, de una pequeña y humilde película de tan solo 150.000 $ de presupuesto y en la que todo empezó mal para su director John Carney quien tras encontrarse con la negativa de los actores que había pensado tuvo que recurrir a unos amigos para que actuasen. A veces una puerta que se cierra te puede llevar a otra más grande, incluso a un Oscar.

Once2

Once trata la historia de Glen Hansard que trabaja arreglando aspiradores con su padre, y que se dedica a cantar de forma callejera canciones de desamor. Un día, una inmigrante checa que vende rosas por la calle, Marketa Irglova, se fijará en su talento y comenzarán a conocerse. La música está muy presente a lo largo del film y esta pareja ha dado uno de los momentos más bonitos del cine con una canción -visionado obligatorio-. A propósito de esta escena he de decir que toda pareja tiene una banda sonora.

No os esperéis de la película que sea una maravilla técnica, no, vais a ver saltos de eje, saltos de imagen, e incluso vais a poder ver la cámara y el micro. Pero no te va a importar, esta película tiene lo más importante y de lo que carecen la mayoría de películas una historia verdadera. Cada silencio, cada conversación, cada mirada y cada momento van a haceros recordar momentos ya vividos. Real es el adjetivo que mejor define la película y es que el amor es un laberinto, y no siempre funciona, ¿cuántos amores se han perdido? Pero a veces es mejor así, porqué un amor no estropeado quedará intacto y el recuerdo lo mantendrá con vida para siempre.

once-0

¿Por qué la recomiendo para ligar? Porqué la pasión que tiene la película puede enternecer a cualquiera y tiene una canción -la de la ya comentada escena- que es capaz de seducir hasta las piedras. Reclamo al Dios del cine que nos dé más películas como Once, gracias. Por último señalar que este pasado año se estrenó el documental que repasó los dos años de giras de Glen y Markleta después del éxito de Once que les sacó del anonimato y les convirtió en reputados músicos, The Swell Season -disponible en Filmin-.

Mi nota: 8,5
Sin título-1

Lluís Muñoz

lmpandiella: “El cine no es más que un cortocircuito de luz entre dos eternidades de oscuridad”. El cine lo es todo, allí puedes encontrar la vida, la muerte, el llanto, la risa, la ilusión, la impotencia, los sueños… no falta nada!

Twitter:@Lmpandiella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s