Críticas/On Demand/Para Llorar/Viernes

Nunca me Abandones (2010): La efimeridad de la vida

Al nacer, un bebé tiene la hoja en blanco, un mundo de posibilidades por delante de él. Los niños y niñas criados en Hailsham y escuelas parecidas no. Este es el caso de Kathy, Ruth y Tommy.2

Nunca me abandones (Mark Romanek, 2010) es una de esas historias de ciencia ficción sin efectos especiales, artefactos ni monstruos. Aunque esto último puede ser discutido. Basada en el best seller homónimo de Kazuo Ishiguro, la historia se centra en la relación del trío protagonista, en sus vidas. Nunca me abandones es una propuesta intimista, situada en un mundo no tan distinto del nuestro. Igual que en la miniserie británica Black Mirror (2011-actualidad), la historia que se nos presenta es muy factible, y esta característica es lo que le da más profundidad emocional y nos hace reflexionar.

Pongámonos en situación. La premisa de esta realidad alternativa, mostrada al inicio en forma de texto introductorio, establece que hubo un momento a mediados del siglo XX en el que la investigación en el campo de la medicina dio un gran salto y la esperanza de vida llegó a sobrepasar los 100 años. El cómo está estrechamente relacionado con la vida y porvenir de nuestros protagonistas.never-let-me-go-09876

A través de tres actos sin definir, pero bastante diferenciados, infancia, adolescencia y “madurez”, seguimos la corta y predestinada vida de Kathy y sus amigos de la infancia Ruth y Tommy (su primer y único amor), clones creados con el objetivo de donar sus órganos para que otros puedan vivir más y mejor.

Lo que diferencia Nunca me abandones de otros enfoques más típicos del tema como el del blockbuster La Isla (Michael Bay, 2005) es el contenido filosófico y emocional. No se centra en aspectos tecnológicos y detalles, ni hay grandes explosiones ni nada por el estilo. La humanidad, aquello que define la vida, el alma de las personas es el gran qué. Los sentimientos, la inocencia e impotencia de las vidas con un único propósito, que sin poder remediarlo, habrán visto pasar la vida ante sus ojos sin llegar a comprender qué son o qué quieren.Never-Let-Me-Go-2010

Además del punto de vista temático, la dirección artística y la fotografía también confieren un aire distinto a la cinta, convirtiéndola en una especie de Sci Fi Indie, ambientado en un Reino Unido de la segunda mitad del siglo XX, con paisajes melancólicos, de tonalidad fría. La música también, sin ser melodramática, acentúa la emocionalidad del relato.never-let-me-go-still

Los actores principales ofrecen actuaciones con muchos matices y consiguen transmitir la confusión y el sinsentido de la existencia, la pasión por vivir. Nos encontramos con la antigua niña de los ojos del Reino Unido, Keira Knightley, y la nueva, Carey Mulligan, en los papeles de las amigas-enemigas que se disputan las atenciones del chico, Andrew Garfield, otro del nuevo plantel de jóvenes promesas.

Nunca me abandones es una historia triste, para reflexionar sobre la naturaleza humana y ver que lo importante es hacer lo que se pueda con el tiempo que nos es dado.

Mi nota: 7

Sin título-1

LuacíaLucía: “Yo por una película dejaría a un hombre, pero por un hombre nunca dejaría una película.”

Twitter: @LCarmona137

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s