Críticas/Para Ligar un Poco/Sábado

Jane Eyre (2011): El romanticismo, ¿una vez más?

Que la novela homónima de Charlotte Brontë es fácilmente reinterpretable lo demuestran sus múltiples adaptaciones audiovisuales tanto en cine como en televisión. La BBC, a pesar de ser la responsable de varias versiones del texto para la pequeña pantalla, se pone, una vez más –pero ahora mediante su filial cinematográfica–, detrás de una nueva translación a cargo de Cary Fukunaga. Y la jugada no es en balde, se lo aseguro.

La visión del director muestra un gran abanico de aspectos interesantes y rejuvenecedores que, aparte de señalarle como una promesa en ciernes del cine contemporáneo, producen como una convulsión en el relato romántico en cuestión. Con buen criterio, director y guionista –Moira Buffini– destilan el escrito de Brontë, lo reducen a lo esencial, a una historia de amor marcada por la personalidad y el carácter de sus protagonistas.

jane-eyre-2011-02

Con un espléndido uso del flashback y de la elipsis, la historia empieza con la protagonista (Mia Wasikowska) huyendo por unos paisajes arrebatadores situando la tensión en un nivel muy alto que no decaerá a lo largo del metraje. La composición de esos planos iniciales engrandecen la naturaleza para mostrar el desamparo de la pobre criatura de un modo sobrecogedor. Además, la fotografía de Adriano Goldman dota de un encanto particular a la cinta: los tonos pastel de su paleta cromática demuestran que hay vida más allá de las películas de Wes Anderson por lo que a singulares direcciones de fotografía se refiere. Estos aspectos aportan un nuevo sentido al relato, lo hacen más etéreo, más romántico si cabe.

jane-eyre

La calidad de las interpretaciones es irreprochable. Wasikowska y Fassbender –dos actores en auge– hacen gala de una economía interpretativa sorprendente que ayuda al filme a no caer en la redundancia melodramática implícita en los hechos y en el contexto. Y, aun así, los acontecimientos siguen siendo universales y consiguen llegar al espectador como historia intemporal que es.

JANE EYRE

Ni la banda sonora, que tanto suele molestarme cuando intenta enfatizar lo obvio sin necesidad alguna, molesta aquí. El silencio, que forma parte de la banda sonora tanto o más que la música en el cine, es mucho más incisivo y deja que la suave composición orquestal se disfrute mejor.

jane_eyre_dench

A veces se dice que si el remake, que si las secuelas, que si lo mil veces visto,… Esta película prueba que lo que prevalece, al fin y al cabo, es el talento y el trabajo en equipo; porque, aunque se dice que los griegos ya inventaron todas las historias, aún hay mucho por contar si se sabe cómo.

Mi nota: 7

Sin título-1

Jaume Clapésjaumecss: Crecí queriendo ser Bond, el King Kong en blanco y negro o el guante de Gilda. Ahora quiero devorar cine del pasado y del presente y mi reto personal es ver las 1001 películas que hay que ver antes de morir.

Twitter:@jaumecss

3 pensamientos en “Jane Eyre (2011): El romanticismo, ¿una vez más?

  1. Pingback: Anna Karenina, Anna Karenina y Anna Karenina | Se ha Escrito Un Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s