Críticas/Miércoles/Para Pasar Miedo

Rec (2007): el infierno llama a tu puerta

La primera película de esta ya conocida saga del terror español nos presenta la historia de una reportera que, acompañada, de su cámara acompaña a una dotación de bomberos en una de sus salidas.

Ambos dos deben retratar la rutina de estos profesionales, y tras varias horas de aburrimiento y contenido poco emocionante, por fin suena la sirena. Tienen una salida que, contra el pronóstico de todos, se va a convertir en un auténtico infierno. El edificio quedará inexplicablemente precintado y todos los que en ese momento se encuentran en él, encerrados y desinformados. La película es simple y llanamente lo que graba el cámara con el aparato al hombro, lo cual nos sitúa en una nueva e inexplorada dimensión del terror español. Todos los planos son subjetivos, así que vemos todo lo que sucede como un integrante más, un sufridor más de la barbarie que tiene lugar en el edificio barcelonés.

.REC4-Teaser-Trailer (2)

El equipo de bomberos acude al lugar alertados por los gritos de una señora mayor que han puesto en alerta a los vecinos. A partir de ahí, tienen lugar multitud de hechos inesperados. El estrés y la angustia de todos se palpa en cada plano, en cada escena, la tensión crece cada vez más, y se suceden gritos de pavor e impotencia que se trasladan inevitablemente al espectador.

El edificio se ha convertido en una cárcel donde lo maligno se extiende y nadie puede escapar. El argumento alberga multitud de sorpresas que descolocan continuamente al espectador sin que éste pueda apenas reponerse hasta el siguiente golpe de efecto. Todo parece real, y es que incluso los propios actores desconocían el devenir de muchos de los acontecimientos de los cuales la cámara es testigo.

Lo único que importa en este infierno es tratar de sobrevivir y seguir grabando hasta las últimas consecuencias para hacer partícipe a la gente del horror que allí se vive. Este novedoso proyecto de metaficción consigue dotar de un pavoroso e inquietante realismo todo lo que allí sucede. Los últimos minutos del film son especialmente vertiginosos y trasladan al espectador una serie de incógnitas a resolver en sucesivas entregas.

Yo la considero una película para pasar miedo, sí. La angustia te posee y no te abandona hasta el mismísimo final de la película, te llevas algún que otro susto y desagradables sorpresas inesperadas, y en definitiva, vives en tu propia piel el horror de la película como uno más, con apagones de luz incluidos.

Prepárate para sufrir con la primera película de esta terrorífica saga. Taquicardia asegurada.

Sin título-1

Pau Lluís

anetomarchessi: “El cine produce un inacable abanico de sensaciones”

Twitter: @anetomarchessi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s