Críticas/Para Reírse/Viernes

La Vida de Brian (1979): Romani Ite Domum

Cualquiera que se acerque, por breve que sea su incursión, a los escritos de Nietzsche se dará cuenta de que se ganó sin duda el reconocimiento como uno de los grandes bufones de la Filosofía. Por supuesto, en el mejor sentido de la palabra. De hecho, él mismo reivindicaba: “Yo me cuento a mí mismo tantos chistes idiotas, se me ocurren tantas payasadas, que a veces me pongo a reír socarronamente durante media hora en plena calle”.

Y así podríamos definir gran parte del contenido de este peliculón que nos ocupa. La Vida de Brian es una comedia repleta de chistes idiotas y de payasadas -otra vez en el mejor sentido de las palabras, claro-, capaces de hacernos reír sin descanso durante la hora y media que dura el film.

la-vida-de-brian-0

La película narra la historia de un niño recién nacido, Brian Cohen, que es confundido con Jesucristo al nacer en el portal de un establo muy cercano al de Jesús. Ahí es nada. Esto da lugar a una serie de rocambolescas escenas que hacen gala de un humor tan absurdo como tenaz. Así, Brian se convierte, sin quererlo, en El Mesías, El Salvador del pueblo, que lo sigue y lo persigue sin dar tregua, convirtiendo en doctrina todo lo que dice y hace.

Al protagonista le tocará pasar por varios de los episodios bíblicos de la vida de Jesús, aderezados con grandes cantidades del mejor humor satírico. Quizás el más recordado sea aquel episodio de la crucifixión que ya apareció por su silbido memorable. Aunque los gags son tantos que cuesta destacar sólo algunos, recuerdo con especial cariño las fuertes confrontaciones entre el Frente Popular de Judea y el Frente Judaico Popular, o la pintada “Romani Ite Domum” que rememora la mítica del “Yankees go home”.

La vida de Brian 4

Esta obra maestra del grupo de humoristas británicos Monty Python, es probablemente su mejor película y sin duda una de las mejores comedias que ha dado el cine. Además, lejos de haberse quedado anticuada, tras sus más de treinta años sigue manteniendo una frescura envidiable.

Animo a todos a ver esta magnífica película sin falta –o a volver a verla, pues es muy difícil cansarse de ella–. Y es que no hay excusa que valga para evitar ver una comedia tan desternillante como ésta, pues como también dijo Nietzsche, el ser humano es el animal que sufre tan intensamente que ha tenido que inventar la risa. Así que, sea cual sea tu estado de ánimo, seguro que La Vida de Brian lo mejorará. Y recordad: reír alarga la vida, tanto la de la película como la nuestra.

Mi nota: 9

Sin título-1

EnekoAnunnakin: Cinéfago altamente reflexivo y amante de las películas que alimentan esta adicción. Esto no impide que disfrute de la belleza en sus múltiples expresiones, de las cuales, por suerte, el cine está repleto.

Twitter:@ImpromptuRhythm

5 pensamientos en “La Vida de Brian (1979): Romani Ite Domum

  1. Hoy la he vuelto a ver a tu salud Eneko! Debía hacerlo después de leer la crítica. Francamente no va a pasar el tiempo para ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s