Críticas/Para Ligar un Poco/Sábado

¡Olvídate de mí! (2004): pero quiéreme mientras esto dure

Quizás pueda parecer contradictorio, pero hoy que me toca recomendar una película “para ligar” os propongo una historia en la que la ruptura se distingue como parte inherente de las relaciones amorosas. Se trata de Eternal Sunshine of the Spotless Mind, la que aquí se tituló equivocadamente ¡Olvídate de mí! y se confundió con una simple comedia romántica.eternalsunshine

Michael Gondry, en la dirección, y Charlie Kaufman a cargo del guión son los culpables de esta cinta con sabor agridulce. Del primero de ellos hemos hablado por aquí, ya sabemos de lo que el realizador francés es capaz de hacer visualmente. De Kaufman todavía no habíamos mencionado nada, pero sus trabajos en Cómo ser John Malkovich o Adaptation. El Ladrón de Orquídeas (ambas de Spike Jonze) le avalan.

Gondry y Kaufman ya se conocían de haber trabajado juntos en la fallida Human Nature, pero es en esta película donde sus excentricidades se equilibran. Si por algo destacan ambos es por su constante afán por innovar y en este film están afortunados los dos, de otra forma no se explica que una historia con toques oníricos y surrealistas se plasme en una trama de lo más sencilla.

Eternal Sunshine Of The Spotless Mind 2

Todo empieza cuando Joel (un timorato Jim Carrey que deja sus muecas para otra ocasión, demostrando que también sabe interpretar papeles serios) descubre que su exnovia ha acudido a una clínica para que borren todo recuerdo de su antigua relación. Él, por orgullo, hará lo mismo, pero durante el proceso de borrado se arrepiente. 

Podríamos dividir el metraje en dos partes, la que se centra en la vida real y la de los recuerdos. Quizás la más interesante sea la de los recuerdos, esa reconstrucción de la vida en pareja de Joel y Clementine (con una camaleónica Kate Winslet) con sus altibajos, remitiendo a lo que sería una pareja de verdad y dejando a un lado los estereotipos idealistas de Hollywood. La otra parte se sostiene en gran medida por las relaciones de los secundarios que intervienen en ella (Mark Ruffalo, Elijah Wood, Kirsten Dunst y Tom Wilkinson), trabajadores en la clínica de eliminación de recuerdos que cimentan sus vidas con mentiras.20041226-Eternal-Sunshine-of-the-spotless-mind.JPG

Mientras Joel y Clementine huyen de forma interior a través de sus recuerdos es cuando se dan los momentos de mayor carga emotiva. Su relación se apaga, se termina, deben afrontarlo y disfrutar lo que les queda. Es algo normal. Como normal es que las personas dejen de quererse, se acostumbren, se aburran el uno del otro, vean como sus virtudes se vuelven defectos… La parte triste de una relación, la de la ruptura, esta ahí por más que queramos negar su existencia. Eso no significa que no debamos intentarlo una y otra vez.

Everybody’s Gotta Learn Sometimes…

Mi nota: 8

Sin título-1

Fran Guijarrofranelapocaliptico: A veces me pregunto: si un extraterrestre bajara a la tierra y viera una película de cine de ciencia ficción, con quién se identificaría más: ¿con E.T o con el xenomorfo de Ridley Scott?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s