Críticas/Lunes/Para Descargar Adrenalina

North by Northwest (1959): Hitchcock en estado puro

Es un honor para mi recomendarles esta película dirigida por el master Hitchcock con guión de Ernest Lehman y música de Bernard Hermann. North by Northwest, Con la muerte en los talones. El filme está protagonizado por Cary Grant y Eva Marie Saint. La última encarna el papel de la rubia icónica de las películas de Hitchcock como Ingrid Bergman en Spellbound (1945), Grace Kelly en The Rear Window (1954), Janet Leigh en Psycho (1960) o Tippi Herden en The Birds (1963) por citar las más destacadas.

Roger Thornhill (Cary Grant) trabaja como publicista en Nueva York al más puro estilo Mad Men. Esta burbuja en la que vive empieza a peligrar en el momento en el que unos espías lo confunden con un agente que trabaja para el gobierno de los Estados Unidos. Es entonces cuando se saca al pez fuera de su hábitat natural, fuera del agua. Hitchcock domina a la perfección este recurso y le da una importancia fundamental a este contraste: la situación favorita del director consiste en sacar a una persona ordinaria y submergirla en un mundo extraordinario (para esto antes se debe mostrar cómo es el mundo ordinario, cuál es el estado natural del protagonista).

Esto que estoy escribiendo no pretende ser una crítica. Tampoco un resumen de la película porque la gracia está básicamente en vivir con el protagonista el desarrollo de los acontecimientos aunque muchos de éstos parecen estar solucionados con el dedo glorioso de un dios-máquina. Si de algo puede servir esto que están leyendo es para entender mejor el cine de Hitchcock. Ya les he hablado de las ‘rubias en acción’ y del ‘hombre corriente en un mundo extraordinario’ (por cierto marcado por el complejo de Edipo, también recurrente en las películas del director inglés). Me falta el macguffin.

El macguffin es la fórmula, es el mapa secreto, aquello que todos los personajes desean en las pelis películas  de intriga, de espionaje… es el motor de los personajes, el objeto de deseo. Según Hitchock esto está sobrevalorado; “en realidad no tiene importancia y los lógicos se equivocan al buscar la verdad del macguffin. En mi caso, siempre he creído que los papeles, o los documentos, o los secretos de construcción de la fortaleza deben ser de una gran importancia para los personajes pero nada importantes para mí, el narrador”. Esto explicaba Hitchcock a Truffaut. Para Hitchcock el mejor macguffin es el más vacío. En este caso, el mejor macguffin de la filmografía del director es de la película que nos concierne o si no presten atención a la escena del campo de aviación.

Veo que me falta el ‘espacio’ para decir todo lo que quiero sobre las pelis de espías y la guerra fría. Léanse el capítulo doce de El cine según Hitcock (o el libro entero si prefieren, que leer sobre buen cine no hace daño a nadie). Ahí queda.

Queda comentar la escena magistral en la que Cary Grant está en el desierto porque es que en los siete minutos que dura, Hitchcock consigue mantener la tensión sin recurrir al montaje acelerado. La clave está en la manipulción del espacio, no del tiempo. Esta es una escena, según Truffaut, “vacía de toda verosimilitud y de toda significación; el cine, practicado de esta manera, se convierte realmente en un arte abstracto, como la música. Y esta gratuidad que a menudo se le reprocha (a Hitchcock) constituye precisamente el poder y la fuerza de la escena. (…) Practica la religión de la gratuidad, el gusto por la fantasía fundada en el absurdo”. A lo que Hitchcock contesta: “El hecho es que este gusto por el absurdo lo practico de manera totalmente religiosa”.

Sin título-1

Sergi Alvarezsergialvarrio: “Tarkovski fue una revelación, Kielowski otra y El árbol de la vida otra. Pero el cine bien hecho y que tiene algo intersante que contar en general me gusta. Y aunque el poder aprender sobre cine me ha enseñado a valorar más unos aspectos antes que otros, no me avergüenzo al decir que me lo paso bien viendo pelis rollo Batman y Star Wars

Twitter:@SergiAlvarez

2 pensamientos en “North by Northwest (1959): Hitchcock en estado puro

  1. Pingback: War Horse (2011): | Se ha Escrito Un Cine

  2. Pingback: Sabrina (1954): Sugar, sugar everywhere | Se ha Escrito Un Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s