Críticas/Para Salir de Fiesta/Viernes

Shine a Light (2008): Abran paso que vienen los Rollings

¡No hay fiesta sin música! Esta es sin duda una de las grandes verdades que existen y si se trata de animar el cotarro, ¿quién mejor que una de las más grandes bandas de rock de la historia? Preparaos para recibir una buena descarga de energía y despegaros del asiento. ¡Abran paso que vienen los Rolling Stones!

Rock and roll en estado puro con pequeñas dosis de documental, esta es la premisa que nos propone Shine a Light, el documental que en 2008 dirigió Martin Scorsese. En la inagotable carrera de los Stones encontramos diversos metrajes que podemos clasificar en dos categorías; conciertos en directo y documentales entre los que destaca el impactante Gimme Shelter sin olvidarnos también de algún experimento, como la inclasificable Simpathy for the devil (dirigida por Jean-Luc Godard).

shinealight1

Shine a Light se encuentra a medio camino entre el documental y el directo, se trata esencialmente de un concierto, grabado en Noviembre de 2006 en el Beacon Theater de Nueva York. El film combina la actuación con pequeños fragmentos compuestos por imágenes de archivo de los componentes de la banda. Scorsese se basta de estos fragmentos intercalados acertadamente entre los temas para hacer un recorrido en la historia de los Rollings y sobretodo contrastar pasado y presente de la banda.

Técnicamente el resultado de poner los recursos técnicos propios del cine al servicio de un concierto de los Rolling Stones es espectacular. Los efectos de luces, el despliegue de cámaras y el montaje, todo funciona perfectamente para trasladar al espectador en el concierto.

shinealight2

En cuanto al cuarteto formado por Mick Jagger, Keith Richard, Charlie Watts, Ronnie Wood pocas cosas hacen falta decir, más que expresar admiración por su música y por su estado de forma, a los sesenta y largos siguen sin bajar el ritmo demostrando porque son “sus satánicas majestades”. Otro aliciente más son los artistas invitados con quien los Stones comparten escenario Jack White, Buddy Guy y Christina Aguilera.

En el concierto hay espacio para los hits más conocidos, canciones menos populares, momentos country y un apoteósico final encadenando Sympathy for the devil, Live with me, Start me up, Brown sugar y (I can’t get no) Satsifaction.

Recapitulando, Shine a light es la mejor manera de ver a los Rollings Stones en pantalla. Puede servir para empezar a conocer este mítico grupo pero sobretodo hará las delicias de los seguidores de la banda que disfrutarán cada minuto de este concierto-documental, por cierto, con recital de movimientos de cadera de Mick Jagger incluido.

Mi nota: 7,5

Sin título-1

Arnau Gódiaarnaugodia: Al igual que con la música, hay una película para cada momento, situación y estado de ánimo. El problema es encontrarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s