Críticas/Miércoles/Para Pasar Miedo

Insidious (2010): Correcto pasaje del terror

Si bien cuesta innovar en el mundo del cine con una historia que sea original, en el género del terror parece que esté todo inventado. Remakes, precuelas y secuelas inundan la gran pantalla y enferman un género que se encuentra tan perdido como Sean Penn en el Árbol de la Vida (Malick, 2011). Para ilustrar este ejemplo solo nos hace falta mirar la cartelera actual, con una revisión del clásico Evil Dead (Sam Raimi, 1981), o echar la mirada 3 años atrás, cuando llegó a nuestras pantallas no la primera ni la segunda, si no la séptima parte de la franquicia Saw (¡7 películas de la saga en 6 años!), iniciada el año 2004 por el director  malayo James Wan.

Él es el director que nos concierne en esta crítica, porque hoy vamos a destripar su última película hasta la fecha: Insidious.

INSIDIOUS RETOCADA 2

Josh y su esposa Renai se mudan a una casa más grande para cuidar mejor de sus 3 hijos pequeños. Aparentemente se mudan ahí para tener una vida mejor y alejarse de la monotonía que mantenían en su anterior hogar, pero un día, Dalton, uno de sus hijos, tiene un accidente. A simple vista, el accidente no ha tenido mayor importancia, pero a la mañana siguiente, Josh se da cuenta de que su hijo Dalton ha caído en un extraño coma. A partir de ese incidente, empezarán a suceder fenómenos paranormales que amenazan la seguridad de toda la familia.

Siguiendo la línea de las películas de casas encantadas y tomando como referencia clásicos como Poltergeist (Hopper, 1982), Insidious no aporta demasiadas novedades a un género trillado, pero sí consigue algo que adolecen muchas películas actuales del género: entretener, divertir y asustar en más de una ocasión. Y todo eso sin chorretones de sangre.

INSIDIOUS RETOCADA FINAL

Con un apartado técnico envidiable para la mayoría de películas de terror y con una atmósfera más que correcta, Wan ofrece unas imágenes grabadas con cierto estilo: colores fríos y grisáceos se nos muestran con una cámara flotante que inquieta por momentos, como si de un espíritu flotante se tratase. Ahora bien, cuando se muestra al diablo de turno, los movimientos son más bruscos, los colores se vuelven oscuros y el rojo intenso salpica y asusta como un chorro de sangre.

Las actuaciones son correctas y se toman en serio lo que cuenta un film sin demasiadas sorpresas, pero que destaca también por su semejanza a las casas y pasajes del  terror que encontramos en las ferias o en Port Aventura durante Halloween: pasillos oscuros, fantasmas que aparecen cuando menos te lo esperas, mujeres mayores iluminadas con una vela o un diablo con la cara roja como el fuego del infierno. El tramo final de la película, con el padre corriendo por los oscuros pasillos llenos de humo y de espíritus, no hace más que reafirmar la idea del pasaje del terror.

INSIDIOUS RETOCADA

En definitiva, Insidious es un film correcto, que pasa sin medalla pero nos ofrece una buena ambientación, momentos de tensión, algún que otro susto, pero sobretodo, diversión para un buen rato.

Por cierto, ¿recordáis lo que he dicho al principio sobre la poca originalidad, los remakes y las precuelas? ¿Sí? Bien. Insidious 2 se estrena este año.

Si estáis interesados en ver el making of de Insidious, haced clic aquí!

Mi nota: 6

Sin título-1

Angel AndreuAndreumartinezAngel: ¿Cómo no me va a gustar el cine, si en él puedo ser un pirata, un gladiador, un marciano, un astronauta, un caballero, un jedi, un ninja, un elfo, un mago…?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s