Críticas/Jueves/Para Pensar

Shutter Island (2010): Donde la verdad y la mentira se intercambian los papeles

Este film del ya consagrado director Martin Scorsese, nos sitúa en una remota isla de Boston cuyo nombre da título a la película. En ella, dos agentes judiciales, Teddy Daniels (Leonardo DiCaprio) y Chuck Aule (Mark Ruffalo), deberán investigar la desaparición de Rachel Solando (Emily Mortimer), una paciente encarcelada en el centro psiquiátrico de Ashecliffe por haber ahogado a sus tres hijos. El centro, una especie de cárcel para perturbados mentales, está dirigido por el cambiante y sospechoso doctor John Cawley (Ben Kingsley), que se mueve con asombrosa rapidez entre lo afable y lo siniestro según le convenga.

bona2

La película, desde el principio, introduce el sentimiento de que algo raro pasa en ese atípico centro, y a partir de ese momento, cuando el protagonista y su compañero quedan atrapados allí por una fuerte tormenta que les impide marcharse, van apareciendo nuevas incógnitas que, con un ritmo vertiginoso y acertado, desconciertan y descolocan cada vez más al espectador. Un acertado y realista DiCaprio nos hace partícipe de los múltiples reveses de identidad en los que se ve envuelto todo el entorno del misterioso hospital.

Cada nueva escena desmonta inesperadamente verdades que sólo unos instantes atrás parecían seguras e inquebrantables y que no hacen sino imprimir en la trama un halo de constante y repetitiva paranoia, que, como un cuidado goteo de calculados giros e imprecisiones, logra mantener la atención de hasta los más inquietos espectadores durante todo el film.

bona -1

La película está basada en la novela homónima del reputado novelista Dennis Lehane, responsable de novelas como Mystic River o Gone Baby Gone, que inspiraron sus sucesivas películas.

Este thriller psicológico, en definitiva, te lleva a dudar de absolutamente todo, dado que debido al carácter de relatividad al cuadrado que se imprime en toda la evolución de la trama, acabas por cuestionar todos los cimientos sobre los que se había erguido la misma y que se van desmontando cual dóciles fichas de un efecto dominó. ¿Quién es en realidad Daniels? ¿Es verdad lo que insinúan que pasa? Si te gusta comerte la cabeza, ésta es una buena película para ti. Y si además, eres insaciable y no tienes suficiente con la ingente cantidad de preguntas que te lleva a plantearte la película, siempre puedes echarle un vistazo a la novela de Torcuato Luca de Tena titulada Los renglones torcidos de Dios, que cuenta una historia muy similar y conduce al mismo tipo de paranoias con un hospital psiquiátrico como telón de fondo.

Tráiler

Mi nota: 8

Sin título-1

Pau Lluís

anetomarchessi: “El cine produce un inacabable abanico de sensaciones”

Twitter: @anetomarchessi

Un pensamiento en “Shutter Island (2010): Donde la verdad y la mentira se intercambian los papeles

  1. Pingback: Gritos en el pasillo (2006): el Maní-comio más animado | Se ha Escrito Un Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s