Críticas/Para Reírse/Viernes

Quemar Después de Leer (2008): ¿Alguien sabe que está pasando aqui?

Los hermanos Coen se han convertido por méritos propios en gurús del cine hollywoodiense actual. Joel y Ethan Coen han conseguido a lo largo de su carrera convencer a crítica y público sumando nuevos adeptos a su fórmula de hacer cine. Se puede decir que el gran mérito de los Coen ha sido mantenerse fieles a ellos mismos, aún y ser reconocidos cómo unos de los mayores creadores del cine norteamericano siguen teniendo su sello de identidad como creadores de cine de autor e independiente que adquirieron en sus primeras películas.

Precisamente una de las marcas de la casa de la pareja de directores es el humor negro, que está presente en todas sus películas desde las más dramáticas cómo Fargo o No es país para viejos, hasta sus comedias, dónde sacan a relucir este humor negro e irónico que les caracteriza. Buena muestra de ello son Oh Brother! , El gran Lebowski o el caso que nos ocupa Quemar despúes de leer (Burn after reading).

quemardespuesdeleer

Linda (Frances McDormand) y Chad (Brad Pitt) son compañeros de  trabajo en un gimnasio. Un día se encuentran un disquete en  el que hay unas memorias escritas de un tal Osbourne Cox (John Malkovich). Cox resulta ser un empleado de la CIA que acaba de ser despedido y en sus memorias se recoge su experiencia como analista en la agencia de inteligencia. Linda y Chad deciden devolver el disquete con las memorias a cambio de una recompensa, al no conseguir nada a cambio deciden chantajear a Cox y entregar sus memorias a la embajada rusa de Wahington.

Esta alocada trama que se construye a través de una serie de despropósitos y malentendidos implicarán también a un agente federal (George Clonney) así como la mujer de Osbourne Cox (Tilda Swinton) que completa un reparto de actores que está a un gran nivel. Mención especial para Brad Pitt, sorprendente en un registro cómico en el que estamos poco acostumbrados a verlo.

quemardespuesdeleer2

Los hermanos Coen son especialistas en el uso del que podemos denominar como efecto “bola de nieve” es decir, iniciar sus tramas a partir de un punto de partida insignificante pero que a medida que avanza se va complicando sin saber cómo, sin razón alguna. Esto se hace más que evidente en Quemar después de leer, donde uno de los grandes puntos cómicos es ver cómo se complica una situación aparentemente estúpida y que es llevada al extremo.

Quemar después de leer, es una de las películas más recientes y controvertidas de los hermanos Coen, puesto que se trata de un film que gusta mucho o gusta muy poco. Hace falta entrar en el juego que nos proponen los Coen y dejarse llevar por esta comedia en la que nadie sabe exactamente cómo acaba pasando lo que pasa.

Mi nota: 8

Sin título-1

Arnau Gódiaarnaugodia: Al igual que con la música, hay una película para cada momento, situación y estado de ánimo. El problema es encontrarla.

2 pensamientos en “Quemar Después de Leer (2008): ¿Alguien sabe que está pasando aqui?

  1. Vale, vale! l’he de tornar a veure… haha
    crec que no me va agradar perquè no vaig saber entrar a n’es joc (en aquell moment no entenia encara es cine com l’entenc ara, és a dir, no solia accedir a n’es “pactes”) i per tant no vaig entendre s’efecte bola de nieve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s