Críticas/Para Salir de Fiesta/Viernes

Risky Business (1983): Los placeres de la desinhibición

Risky business es una divertida comedia adolescente de los años ochenta protagonizada por un jovencísimo Tom Cruise y dirigida por Paul Brickman. El film relata la historia de Joel, un preuniversitario de buena familia residente en el Chicago suburbano.

risky business 1

El joven tiene una vida corriente, con sus sueños, aspiraciones y responsabilidades, pero al inicio de la película sus padres deciden marcharse de vacaciones y su vida cambia por completo. Ha recibido estrictas instrucciones de no usar el reproductor de música ni sacar del garaje el preciado Porsche de su progenitor, pero Joel, sediento de aventuras y azuzado por su amigo Miles (Curtis Armstrong), tardará poco en abandonar este reducido cerco de control y represión.

Durante la ausencia de sus padres, Joel se irá liberando poco a poco de las ataduras morales impuestas por su tradicional educación. Así pues, el joven pasará de bailar medio desnudo y a todo volumen a ritmo de Old Time Rock and Roll como amo y dueño de su casa, a alcanzar su completa desinhibición  al contratar los servicios de Lana (Rebecca De Mornay), una atractiva prostituta con una vida bastante agitada que  lo arrastrará a una espiral de pasión tiznada de rocambolescos quebraderos de cabeza.

RiskyBusiness3

De este modo, descubrirá un mundo repleto de libertad donde sus mejores sueños, antes improbables, se harán realidad. Aun teniendo que lidiar con los diversos imprevistos que conlleva su nueva vida –entre los cuales está Guido (Joe Pantoliano), el irreverente chulo de Lana- Joel descubrirá los beneficios de apostar por el riesgo.

risky-business 4

En la que yo, humildemente, considero una de las mejores – y más hilarantesescenas de la película, Joel deberá llevar a cabo la entrevista con el representante de la universidad de Princeton en un ambiente bastante peculiar que, contra todo pronóstico, no acabará tan mal como podría parecer.

Al final de la película, Joel conseguirá parar este torrente de locura prácticamente a contrarreloj en un vertiginoso y divertido desenlace.

La película en definitiva, es una buena elección para salir de fiesta, ya que a pesar de empezar con un ritmo algo pausado, consigue ir encadenando alocados sucesos que contienen los típicos ingredientes para una buena noche de juerga: sexo, desenfreno y aventuras.

Mi nota: 7,5

Sin título-1

Pau Lluís

anetomarchessi: “El cine produce un inacabable abanico de sensaciones”

Twitter: @anetomarchessi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s