Críticas/Domingo/Para el Gran Público

Avatar (2009): no intentes ver más allá, solo quédate mirando

En el largo proceso de creación de una película, el número de cuestiones que hay que tener en cuenta y que se deben trabajar es enorme. Esto, claro, requiere del trabajo de un gran número de personas y una buena coordinación de todas ellas. Una obra maestra, por tanto, consiste en una película en la que todos esos elementos que la conforman destacan, son más que aceptables o, en los mejores casos, son todos geniales.

Si bien éste no es el caso de Avatar (2009), hay que reconocer que esta taquillera superproducción de James Cameron sí destaca en algunos de estos aspectos. Así, es innegable que el enorme equipo técnico que desarrolló el film logró unas imágenes de una calidad y una belleza fantástica sin precedentes.

avatar065mkvsnapshot010

Las innovadoras técnicas de rodaje en 3D, el universo de colores y sensaciones al que es transportado el espectador desde el principio y, en definitiva, el descomunal despliegue tecnológico que queda patente en cada segundo de metraje, ponen en evidencia dos cuestiones importantes: por un lado, que nos encontramos ante un hito que marca un antes y un después en la historia del cine contemporáneo; por otro lado, y como contrapunto, que la maestría y el talento aplicados a estos aspectos más técnicos no son suficientes para hacer una obra maestra –aunque haya contado con el presupuesto más grande de la historia-.

Y es que como ya he mencionado, Avatar tiene muchas carencias. Hay quienes critican, no sin razón, que el film no aporta nada nuevo en lo que al argumento se refiere, ya que es la misma historia de base que, por ejemplo –y como ha admitido el propio Cameron-, Bailando con lobos (1990) o La selva esmeralda (1985). Se podría decir que, en efecto, es un argumento similar, pero actualizado y acaso simplificado en búsqueda de un público tan heterogéneo como masivo.

avatar_00403004

Así, hay que decir que tanto el guión como las interpretaciones (escondidas bajo cuerpos azules tan digitalizados que no importa cómo se actúe), dejan mucho que desear. Con todo, esto no impide que Avatar sea una película fascinante para los sentidos y, aunque a veces olvidemos esta cualidad a la hora de criticar las películas, sea entretenida y fácilmente visible por casi cualquiera.

Concluiré diciendo que se trata de una muy buena opción como película para el gran público, y además se presta a análisis técnicos y revisiones del rodaje que satisfarán sin duda a quienes estén interesados en la parte más tecnológica del amplio mundo que es el Cine [se puede ver en videos como éste, muy interesante aunque quizás demasiado autopromocional].

Mi nota: 7

Sin título-1

EnekoAnunnakin: Cinéfago altamente reflexivo y amante de las películas que alimentan esta adicción. Esto no impide que disfrute de la belleza en sus múltiples expresiones, de las cuales, por suerte, el cine está repleto.

Twitter:@ImpromptuRhythm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s