Críticas/Domingo/Para Disfrutar con Toda la Familia

Shaolin Soccer (2001): Los magos del balón

Los domingos son para estar en familia, ver películas y algún que otro partido de fútbol. Os propongo hacer todo eso junto gracias a la ocurrencia que tuvo Stephen Chow a la hora de pasar la mítica serie Campeones: Oliver y Benji por el filtro cinematográfico.

Shaolin Soccer trata acerca de Fung, una vieja gloria del fútbol venida a menos que por casualidad conoce a Sing “Pierna de Acero” (Stephen Chow), un chaval callejero se dedica a dar clases de Kung Fu sin demasiado éxito. Accidentalmente, Sing se mete en una pelea callejera y lo que sucede es esto:

Fung ve las enormes posibilidades que existen al mezclar las artes marciales con el fútbol, así que convence a Sing para formar un equipo que haga frente al Evil Team, entrenado por una suerte de Mourinho que traicionó en su día a Fung y que durante 20 años estuvo humillándolo. ¡Vendetta!

Sing “Pierna de acero” intenta convencer a sus hermanos shaolins para que se unan al equipo. Pronto comienzan a entrenar, dejando muestras de lo ridículos que son con el balón a excepción de Sing, que parece la reencarnación de Goku (escena con guiño a Parque Jurásico incluido). Para terminar de conjuntar al equipo, juegan un amistoso con los tipos más marrulleros de todo el vecindario. El partido acabará como una verdadera batalla campal, pero terminará por despertar los poderes de los seis hermanos.

El equipo se presenta al primer partido del torneo, su rival no es otro que el Puma Team (que debieron poner bastante dinero en la película porque todo lo que aparece es de esa marca). Resultado: véanlo ustedes mismos. 40-0 y dejando a todo el mundo ojiplático.

Poco a poco van pasando eliminatorias hasta plantarse en la semifinal, en la que jugarán contra unas mujeres con rastas y bigote que no podrán con el portero del equipo Shaolin, ni más ni menos que una réplica del mismísimo Bruce Lee. A lo largo del metraje se van sucediendo homenajes al mito de las artes marciales: la ropa de Juego con la Muerte y Kill Bill, las gafas de sol, los gestos… todo un homenaje al maestro.

En la final el protagonismo también recae en los porteros, como el duelo que se mantuvo en la serie Campeones entre Ed Garner y Benji Price. El Evil Team cuenta con jugadores dopados, muy en la línea de Ivan Drago en Rocky IV, capaces de destrozar al guardameta del equipo Shaolin.

Y como todo en esta vida, es el amor el que vence, concretamente el amor en forma de E.T. el Extraterrestre. Pero no les desvelaré el final, háganme caso y denle una oportunidad a esta fantástica cinta de culto. Y recomiéndenla,   háganlo porque todo el mundo debería ver al menos una vez esta fantástica película.

Mi nota: 7,5

Sin título-1

Fran Guijarrofranelapocaliptico: A veces me pregunto: si un extraterrestre bajara a la tierra y viera una película de cine de ciencia ficción, con quién se identificaría más: ¿con E.T o con el xenomorfo de Ridley Scott?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s