Críticas/Lunes/Para Motivar

La aventura del Poseidón (1972): Liderazgo,motivación y supervivencia

El cine de catástrofes estuvo de moda y fue un éxito comercial durante los años 70 del siglo XX y el film que comento es uno de sus mejores exponentes. Su director es Ronald Neame pero la autoría del mismo es claramente obra de su productor Irwin Allen, responsable de series míticas de la TV como Viaje al fondo del mar, Perdidos en el espacio, El túnel del tiempo o Tierra de gigantes y también icono del cine de catástrofes con, precisamente, La aventura del Poseidón y El coloso en llamas (John Guillermin, 1974). Se trata además de la adaptación de una novela de Paul Gallico editada en 1969.

Una ola gigante producida por un terremoto hace volcar al Poseidón, un navío de lujo, la noche de fin de año. El capitán y los oficiales mueren y la mayoría de los pasajeros que han sobrevivido deciden esperar a ser rescatados en el salón donde se celebraba la fiesta. Sin embargo un pequeño grupo decide intentar llegar hasta las hélices donde el espesor del casco es menor y donde las posibilidades de ser rescatados son mayores. No todos los integrantes del grupo sobrevivirán pero los que lo hagan serán los únicos pasajeros en abandonar el barco con vida.

lobby-card-esp--la-aventura-del-poseidon-7

Quizá resulte chocante que haya seleccionado un film de catástrofes como es La aventura del Poseidon para ilustrar un apartado de críticas que tiene que ver con la motivación. La culpa de ello la tiene Gene Hackman o más exactamente su papel del Reverendo Scott en este film. Pero vayamos por partes.

Más allá de los efectos especiales y de las escenas de acción, el tema del film es el enfrentamiento del hombre contra la adversidad sin más ayuda que su propia fortaleza y recursos y la que le puedan prestar gente en su misma situación. El vuelco producido por la ola ha convertido al barco en una fantasmagórica prisión de metal en la que las personas están atrapadas. Este espacio cerrado es un universo con leyes propias, en el que el azar es tan agresivo como versátil en forma de fuego, agua o destrucción. Y para superarlo hay que usar grandes dosis de inteligencia y voluntad.

Y en este punto me parece fundamental la actuación del Reverendo Scott, el cual considera que pedir ayuda a Dios está bien pero que las personas debemos afrontar nuestros propios problemas. Scott es un hombre de acción, voluntarioso y con carisma y tiene claras dotes para el liderazgo. En este sentido su comportamiento es claramente motivador y permite la cohesión del grupo, formado por personas de diferente edad, condición, dispar forma física y distinta moral y resistencia. Y su comportamiento va a permitir no sólo que todos tengan una posibilidad de supervivencia sino que además sacará lo mejor de todos ellos.

El film tuvo una secuela tardía en 1979 dirigida por el propio Allen, Más allá del Poseidón y fue objeto de dos remakes, uno, también llamado La aventura del Poseidón, en el 2005 para TV dirigido por John Putch y otro, titulado simplemente Poseidón en el 2006 dirigido por Wolfgang Petersen y estrenado en salas comerciales. Pero ninguno de ellos obtuvo el éxito y la popularidad del original, un film que combinaba bien espectacularidad y acción con el retrato de los personajes.

Mi Nota: 8

Sin título-1

Quim PuigQuim Puig:

“The notorious boy of the wild/ adopted by wolves when he was a child/ That’s why God, that’s why God, that’s why God made the movies” ( Paul Simon, 1980)

Twitter:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s