Críticas/Para Fantasear/Sábado

El Quinto Elemento (1997): Tierra, agua, aire, fuego y…

Vivir en el siglo XXIII, viajes galácticos o salvar al planeta Tierra. Todo esto encontramos en El quinto elemento (The fifth element) lo que convierte esta superproducción americano-francesa en una película perfecta para fantasear.  

 Dallas (Bruce Willis) es un ex comandante del ejercito que trabaja cómo taxista en una futurista ciudad de Nueva York. De carácter chulesco y un poco macarra, se verá envuelto sin quererlo en una auténtica odisea para salvar al mundo. La amenaza que acecha el planeta tierra es una antigua profecía llamada el Maligno (una bola de fuego gigante espacial). La única manera de detenerlo es a través del poder de cuatro piedras que representan los elementos de la Tierra (fuego, aire, agua y tierra) pero sólo conseguirán salvar al planeta si consiguen juntar estas cuatro piedras con el quinto elemento. 

elquintoelemento2

La propuesta de El quinto elemento es ambiciosa, nos quiere relatar una historia con muchos de los aspectos clásicos del cine de aventuras; una antigua profecía, el planeta tierra al borde de la destrucción, acción a raudales, una chica (Milla Jovovich) un malo malísimo (Gary Oldman), un romance y un héroe todoterreno entre otros.

El cóctel de ingredientes no consigue resultar del todo, la sensación que da es la de querer explicar una gran historia pero que se queda a medio camino. Podemos decir pues que El quinto elemento padece el “síndrome de la superproducción”.

Pero hay un elemento que diferencia este film de otros similares, el humor. Al poco de empezar la película podremos comprobar el tono disparatado, en lo que se entiende cómo la intención por parte del director Luc Besson de reírse de uno mismo y ridiculizar el género de la ciencia-ficción, cargado siempre de grandes dosis de épica (en ocasiones demasiada).

elquintoelemento3

En el aspecto técnico es donde encontramos uno de los puntos fuertes de la película, visualmente atrevida, sobretodo respecto al diseño de vestuario y con unos buenos efectos especiales. Aún que hay que tener en cuenta que se trata de una película de 1997 y los años le pesan ya en este aspecto.

Concluyendo, el film nos presenta una ciencia-ficción destartalada, con el objetivo de convertirse en un divertimento dentro del género. El quinto elemento puede gustar más o menos pero es indudable que se trata de una película con personalidad (que no es poco) y que consigue entretener al espectador que seguro pasará un buen rato.

Mi nota: 6,5

Sin título-1

Arnau Gódiaarnaugodia: Al igual que con la música, hay una película para cada momento, situación y estado de ánimo. El problema es encontrarla.

2 pensamientos en “El Quinto Elemento (1997): Tierra, agua, aire, fuego y…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s