Críticas/Para Salir de Fiesta/Viernes

Grease (1978): Go, Greased Lightnin’!

Cuando uno va a la discoteca a bailar, es para darlo todo. Movemos el esqueleto, nos esforzamos, reímos, y, con un poco de suerte, “partimos la pana” y lo hacemos mínimamente correcto. Imitamos bailes que hemos visto por la tele, a nuestros amigos/as y en el cine, pero si alguien se nos acercase y nos dijese que, en un futuro, pasaremos a la historia gracias a nuestras danzas en la pista, no haríamos más que reír y decir “Sí, claro”.

Puede que John Travolta pensase lo mismo la primera vez que entró dentro de los pantalones ajustadísimos de Danny Zuko, pero 35 años después de Grease, el actor que también bailó en Saturday Night Fever, Pulp Fiction y Hairpsray, puede decirlo bien alto: HE PARTIDO LA PANA.

Sandy-Danny-grease-the-movie-20408701-1200-828

Y de qué manera! ¿Quién no ha oído hablar de Grease? ¿Quién no ha bailado sus canciones? ¿ Quién no se ha reído con el estilo de la banda de Zuko?

Grease nos sitúa en el verano de 1959, en el instituto Rydell. Las bandas abundan en el centro, y la encabezada por Danny Zuko goza de cierta reputación. De repente, aparece una alumna nueva, Sandy, la cual ha pasado un verano de ensueño con un chico que, un día, sin más, desapareció de su vida. Él era muy dulce y romántico, pero no lo ha vuelto a ver… Hasta ahora! El chico romántico que ella conoció es, ni más ni menos, que Danny Zuko. Cuando se vuelven a encontrar, él hará alarde de la chulería que le corresponde, y Sandy se llevará una gran decepción, pero en el fondo, vemos que hay una chispa que no se apaga…

Un guión fresco y divertido, canciones míticas y pegadizas, ritmo perfecto y unas actuaciones para el recuerdo: Grease es toda una película de culto.

GLhTs8tm7B

El guión hace que la historia, aunque dulzona, sea toda una delicia para el espectador: reiremos sin parar, cantaremos las canciones y bailaremos sentados allí donde estemos.

Las interpretaciones, como se ha comentado anteriormente, nos harán soltar más de una carcajada y nos harán sonreír de oreja a oreja, empezando con un John Travolta impresionante moviendo las caderas como si se tratase de Elvis Presley, y acabando con una Olivia Newton John en el papel de Sandy que nos pondrá la piel de gallina después de su transformación.

En nuestra memoria quedarán ya las canciones, y no pararán de reproducirse nunca. Los bailes los bailaremos en un sinfín de fiestas, y –salgan bien o mal- con estos pasos solo se puede hacer una cosa: triunfar.

Así que ya sabes, ponte cualquier canción de esta película, péinate como sus protagonistas, ponte la chupa de cuero y ale, Greased Lighting!

 

Mi nota: 7,5

Grease2

Sin título-1

Angel AndreuAndreumartinezAngel: ¿Cómo no me va a gustar el cine, si en él puedo ser un pirata, un gladiador, un marciano, un astronauta, un caballero, un jedi, un ninja, un elfo, un mago…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s