Lunes/Para Descargar Adrenalina

La decima vittima (Elio Petri, 1965)

La decima vittima 1
No se trata de adrenalina purísima, sino de una descarga de energía variada. Una lluvia de distintas sugestiones, una tempestad de pop art e iperrealismo, arte informal y arte conceptual. La decima vittima es un curioso experimento de ciencia ficción europea. “Europea” y no “a la europea” así como su autor Elio Petri era director “americano” y no “a la americana”. Es decir ninguna mala copia, ninguna imitación. Es cierto Petri era italiano, italianísimo. Pero su desenfrenado amor por el cine lo convierte de facto en autentico marciano, un extraterrestre de la industria cinematográfica italiana. Trabaja con los grandes espaguetis tycoons Guarino, Ponti De Laurentiis y contemporáneamente con pequeños independientes Marina Cicogna y Daniele Senatore. Realiza poco más de diez largometrajes pero todos memorables. En cada película reviste los temas de actualidad más vivos y calientes con los códigos de los géneros más populares. Era el más comprometido de los cineastas de su generación y contemporáneamente el más disidente. Autónomo y solitario (porqué no suficientemente comprendido)

la decima vittima 2
El número de las víctimas se redondea, pero la historia en ningún momento decae en el banal efectismo. Al contrario, Petri junto con Tonino Guerra y Ennio Flaiano (dos de los grandes escritores y guionistas de la época) compone un apólogo que denuncia vigorosamente la incipiente sociedad de consumos y el sofocante intrusismo de os medios de comunicación. Las dos plagas reducen el ser humano en un simple comprador. Un usuario intercambiable y anónimo. Un individuo que solo en el escenario del gran espectáculo de masa adquiere una identidad social.

La decima vittima 3
El espectáculo es la gran caza, una competición intercontinental donde (para reglamentar las pulsiones agresivas de los ciudadanos globalizados) se enfrentan mortalmente y alternativamente Cazadores y Victimas. Quien mata a 20 adversarios gana un millón de dólares. Candidata a la victoria es la primera espectacular chica bond Ursula Andress. Enemiga jurada del perezoso Mastroianni, auto parodia su célebre actuación en el Dr No. Atrae, seduce y mata con su bikini calibre nueve : un bikini (¡esto sí!) adrenalínico

Sin título-1

ludoblogludovico.longhi: Giotto fantaseaba unas figuras bíblicas con semblante humano, buscaba la verdad más profunda del alma, en las entrañas de figuras de hombres y mujeres (y no santos ni beatos). La trascendencia en la inmanencia. Esto es el cine…

2 pensamientos en “La decima vittima (Elio Petri, 1965)

  1. OK Ludo, Elio Petri dejó películas memorables con una filmografía relativamente corta
    Y sí el bikini de Miss Andrés es adrenalítico pero Elsa Martinelli a lo Modesty Blaise tiene su punto

    Te recomiendo el cuento de Robert Sheckley “La séptima víctima”. Y también la adaptación que hizo Yves Boisset de “El precio del peligro” en 1983, cuyo argumento es similar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s