Martes/Para Desconfiar del Género Humano

Los Perros Dormidos Mienten (2006): Secretos Inconfesables e Hipocresía Social

Si hay una persona en la que puedes confiar es en tu pareja ¿no? Y por tanto puedes mostrarte como eres incluyendo tus grandes o pequeños secretos inconfesables. En Los perros dormidos mienten, Bobcat Goldthwait, guionista y director del film, da la vuelta a esta premisa y parte de la base de que nunca se debe contar todo a nadie ni confiar del todo en nadie, ya que la confianza te puede llevar al desastre. La película fue presentada en Sundance en el año 2006 y también se exhibió en el de San Sebastián del mismo año pero no se estrenó comercialmente en España hasta el año 2008

Amy (Melinda Page Hamilton) va a pasar un fin de semana con su familia. Esta se compone de unos padres muy chapados a la antigua y un hermano fracasado y envidioso de los méritos universitarios y profesionales de su hermana. A Amy le acompaña su novio, que tiene la intención de pedir su mano, la relación entre ellos es buena y todo parece perfecto.

En un momento distendido y cómplice entre los novios, ambos deciden contarse mutuamente sus secretos inconfesables. El de Amy consiste en que, estando en su cuarto en la universidad, le hizo una felación a su perro. El resultado es catastrófico: el novio experimenta un profundo rechazo por la revelación, el hermano se entera de la historia y se venga explicándolo a los padres y a éstos todo el asunto les supone un fuerte trauma.

18613088_jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx[1]

 

Hay que decir que el tema del film no es la zoofilia, la protagonista no pertenece a ninguna subcultura de sexo extremo o bizarre y su sexualidad es totalmente convencional. Sí que lo es, en cambio, la imposibilidad de la confianza y la necesidad de la hipocresía social en las relaciones. Por otro lado, lo que le ocurre a la protagonista puede parecer desproporcionado pero los tabúes existen y hay que respetarlos (real o nominalmente).

La película es una comedia dramática ya que alterna ambos elementos, muestra a la familia y al entorno de la protagonista con diferentes grados de acidez y virulencia y la retrata a ella como una persona en el fondo muy ingenua. El sarcasmo de la historia viene reforzado por el uso de determinadas canciones en la banda sonora que sirven tanto para comentar la acción como para reforzar el carácter humorístico e irónico de lo que se cuenta. La escena de la felación al inicio del film utiliza Boum de Charles Trenet para recalcar el carácter alocado de la ocurrencia. Así mismo el viaje de vuelta a casa con la pareja ya peleada corre a cargo de Louis Prima interpretando When You’re Smiling, tema en las antípodas de lo que ambos están viviendo.

No es una cinta para reír (difícilmente podría serlo dado su planteamiento) pero Goldthwait ha desarrollado en ella un claro sentido de la ironía.

Mi nota: 7

Sin título-1

Quim PuigQuim Puig:

“The notorious boy of the wild/ adopted by wolves when he was a child/ That’s why God, that’s why God, that’s why God made the movies” ( Paul Simon, 1980)

Twitter:

2 pensamientos en “Los Perros Dormidos Mienten (2006): Secretos Inconfesables e Hipocresía Social

    • Es más suave que las de Solondz. Pero sí, separece. De hecho, cuando yo la ví pensé en un film hecho a rebufo del éxito de “Little Miss Sunshine” y “Juno” pero el film es anterior ambas ( de la primera por poco). Lo que pasa es que tuvo que esperar dos años para estrenarse aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s