Críticas/Miércoles/Para Pasar Miedo

2 Hermanas (2003): Terror laberíntico

A punto de acabar el siglo XX, en el año 1999, el género del  terror cinematográfico se vio revitalizado con la aparición (nunca mejor dicho) de la película The Ring, de Hideo Nakata. El film no sólo abrió las puertas del cine de terror oriental al mundo, sino que también supuso un soplo de aire fresco a un género que se encontraba ya agonizando. Nuevos argumentos, nuevas historias, nuevos gritos… la cosa duró poco, y sólo 3 años después de iniciar el nuevo milenio, este nuevo estilo bebedor de la película de Nakata llegó a cansar tanto a público como a crítica.

Ahora bien, en el año 2003, apareció un cineasta coreano llamado Jee-woon Kim, quien con tan sólo 2 películas en su haber para entonces, se mostró al mundo entero con una cinta de terror destinada a hacérnoslo pasar mal. Muy mal. Pero en el buen sentido. Esta película es 2 hermanas.

fullsizephoto136298

Dos hermanas, Soo– mi y Soo- yeon, se trasladan a casa de la nueva pareja de su padre.  En un principio, el traslado a esta casa tendría que ir bien a Soo- mi, la cual acaba de pasar una larga enfermedad, y debería unir más a esta familia desestructurada; lejos de la realidad, en la casa empiezan a tener lugar sucesos extraños: la madrastra se comporta de una manera siniestra e inquietante, y una misteriosa aparición se pasea por los pasillos del nuevo hogar…

El director coreano nos muestra una cinta de terror inteligente que se aleja de la típica película de sustos convencional. Con un guión laberíntico, una estética barroca, preciosista, y unas actuaciones siniestras a más no poder, Jee- woon Kim ofrece una de las películas más terroríficas de la década donde nada es lo que parece y la tensión se acumula minuto a minuto.

04

Y es que esa es una de las virtudes de 2 hermanas: la creación de la tensión y del terror más extremo. En el film no abundan los sustos, pero sí se genera un ambiente psicótico lleno de angustia e incertidumbre, que será llevado a su cénit en unas escenas donde el espectador no sabrá donde esconderse y ahogará gritos sin cesar.

¿Y cómo se consigue crear un ambiente tan angustiante, donde no cunden los sustos pero sí el terror? Con un guión bien trabajado.

El escrito está firmado por el director, quien crea una película llena de capas, que da giros y aporta profundidad a una historia sencilla a simple vista. Con reminiscencias a cintas de terror moderno pero con claro gusto por el cine de terror clásico, Jee- woon Kim encuentra una salida a su propio laberinto, ata todos los cabos sueltos de su película y nos deja con la boca abierta ante la sorpresa final.

6iTvLcCrokveCoVynUobXm8n3uw

Tan sólo puede echar para atrás el ritmo pausado del principio del film y su complejidad narrativa. Ahora bien, a quien no le asusten estos detalles se encontrará con una película terrorífica y perfecta en sus apartados técnicos (increíble fotografía y sonido), con un guión sorprendente y unas escenas que este crítico ya no podrá olvidar jamás. Porque da miedo. Miedo de verdad.

Mi nota: 7,5

Sin título-1

Angel AndreuAndreumartinezAngel: ¿Cómo no me va a gustar el cine, si en él puedo ser un pirata, un gladiador, un marciano, un astronauta, un caballero, un jedi, un ninja, un elfo, un mago…?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s