Críticas/Para Reírse/Viernes

Habemus Papam (2011): cambia, todo cambia

Que se aparten profecías varias al estilo de san Malaquías: aquí está la palabra de Nanni Moretti, profeta donde los haya. Coñas a parte, resulta curioso el caso de esta película italiana, dos años antes de la renuncia del ahora Papa emérito Benedicto XVI. Los dos casos son totalmente diferentes, no hay duda, pero es imposible ver esta película sin que se te escape una sonrisa al ver una bandera argentina.

Habemus Papam es una comedia amable, considerada una obra menor dentro de la filmografía de Nanno Moretti entre la que destaca La habitación del hijo (2001) y Abril (1998). Se le ha criticado a Moretti una cierta falta de acidez en Habemus Papam a la hora de retratar el conjunto de cardenales. A mi me parece que con esta película refleja una curia formada por hombres de carne y hueso, lo cual no me parece mal cuando lo que hacen muchos medios es generalizar la imagen de cardenal pederasta –no quiero decir ni muchísimo menos que se haya de justificar las acciones de estos individuos, nada más lejos, sino que no se puede decir que todos los cardenales, por el hecho de serlo son corruptos y pedófilos.

Foto6El film inicia con el funeral de Juan Pablo II y el cónclave para elegir su sucesor. Después de varias votaciones y con los medios en el otro lado de los muros haciendo sus apuestas, sale electo el cardenal Melville (Michel Piccoli). Ante esta responsabilidad, el Papa ya elegido es incapaz de salir a saludar a los fieles cuando es consciente de la responsabilidad que se le acaba de dar. Aparece entonces un psicoanalista (sí, un psicoanalista en el Vaticano, de hecho es el mismo Moretti) que intenta arreglar la situación. Pero la cosa se complica cuando el Papa, todavía no presentado ante la sociedad pero que sí ha visto la fumata blanca, se escapa por las calles de Roma. Y hasta aquí puedo leer.

Decía Moretti en una de sus entrevistas que su intención era la de ‘representar un hombre frágil que se sentía inadecuado a la cara del poder y el papel que está llamado a cumplir’. Es por eso que quien se disponga a ver esta película no se espere una crítica incisiva a las altas jerarquías eclesiásticas sino una caricatura ‘simpática’ de personas con sus debilidades e imperfecciones.

Sin título-1

Sergi Alvarezsergialvarrio: “Tarkovski fue una revelación, Kielowski otra y El árbol de la vida otra. Pero el cine bien hecho y que tiene algo intersante que contar en general me gusta. Y aunque el poder aprender sobre cine me ha enseñado a valorar más unos aspectos antes que otros, no me avergüenzo al decir que me lo paso bien viendo pelis rollo Batman y Star Wars

Twitter:@SergiAlvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s