Críticas/Domingo/Para el Gran Público

Enemigos Públicos (2009): “A esta gente sólo le preocupan tus orígenes, cuando lo importante no es de dónde vienes, sino a dónde vas”.

Michael Mann se ha ganado un hueco en la historia del cine por sus películas de ritmo frenético y por sus escenas de persecuciones impecables. Considerado un renovador del thriller policíaco por infinidad de críticos, el director de Heat (1995), El Dilema (1999) o Collateral (2004) se aventuró, en el año  2009, a abordar un personaje de la cultura popular americana; un hombre que, durante la  Gran Depresión empezada a partir de 1929, se convirtió en un delincuente tan odiado por la policía y los banqueros como amado por la gente y el pueblo; un gangster o un justiciero: John Dillinger.

La película dirigida por Mann de la que hablamos hoy es Enemigos Públicos.

public_enemies32

El film nos sitúa en el año 1933. John Dillinger acaba de cumplir 8 años y medio de condena y ahora ha salido de prisión con libertad condicional, con intención de reunir otra vez a su banda y robar todos los bancos que le sea posible. Convertido en el enemigo público número 1, Dillinger será perseguido por los agentes federales, más organizados que nunca, y por Melvin Purvis, quien removerá cielo y tierra para dar con el gangster.

Grabada en digital y fiel a su estilo, Mann firma un clásico moderno que sorprende no sólo por su magnífica puesta en escena y apartados técnicos e interpretativos, sino también por poseer cierta poética en su esencia. Filmada con explosividad, maestría y con el objetivo de enaltecer (aún más si cabe) la figura de John Dillinger, Mann crea una película atemporal que bien se podría trasladar a la época de crisis actual.

Film Title: Public Enemies

El guión es potente y serio, tan magnífico en sus escenas calmadas como en  las perfectas escenas de acción. Pero lo que realmente sorprende del escrito es que cada vez va a más: empieza bien, y acaba mejor. Este crítico ya no podrá olvidar jamás el final de la película,  uno de los finales más perfectos, bien narrados y grabados de los últimos años.

El apartado técnico recrea la Gran Depresión de manera bella, dejándonos imágenes que quedarán plasmadas en la memoria cinéfila (tiroteos en la oscuridad o John Dillinger asistiendo a un cine para ver una película que cuenta su propia historia) y llenarán el film de matices y detalles a cada minuto que pasa por nuestros sentidos.

public_enemies36

Las interpretaciones consiguen estar a la altura del film. Johnny Depp como protagonista muestra que puede realizar cualquier tipo de papel, y se mete debajo de la piel del gangster con la misma facilidad con la que nosotros nos enamoramos de Marion Cotillard en el papel de su esposa Evelyn Frechette. Y el agente de la ley Melvin Purvis, interpretado Christian Bale, consigue despertar en el espectador simpatía y comprensión, respeto e interés.

Clasicismo con toques de modernidad, buenas interpretaciones, un guión bien estructurado que no deja hueco al aburrimiento y un apartado técnico impecable: Enemigos Públicos es, sin duda alguna, una película redonda que hará justo lo mismo que el vino: mejorar con cada año que pase.

Mi nota: 8,5

Public Enemies (1)

Sin título-1

Angel AndreuAndreumartinezAngel: ¿Cómo no me va a gustar el cine, si en él puedo ser un pirata, un gladiador, un marciano, un astronauta, un caballero, un jedi, un ninja, un elfo, un mago…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s