Críticas/Lunes/Para Motivar

Cantando bajo la lluvia (1952): El musical por excelencia

Si algo nos ha enseñado Gene Kelly es que no todos los paseos bajo la lluvia son tristes o dramáticos. No hay más que fijarse en una de las escenas más famosas del cine, el baile del protagonista que le da nombre a esta película que os traigo.

Nacida en medio de la época dorada para las películas musicales, Cantando bajo la lluvia (1952) es fruto de la colaboración de los grandes artistas que se arremolinaban en la llamada Freed Unit (una unidad de producción no oficial de la MGM bajo el mando del productor Arthur Freed) desde la que se dieron a conocer grandes nombres de la industria hollywoodiense como Vincente Minelli, Cyd Charisse, Frank Sinatra o el mismo Gene Kelly.singin-in-the-rain-17-good-morning

La Freed Unit llevó a cabo un buen número de musicales de gran calidad como Un americano en París (1951) o la película que me ocupa hoy, Cantando bajo la lluvia, que si bien en su momento no obtuvo tanto éxito como su oscarizada predecesora, el tiempo le dio el lugar que merecía en la historia del cine. Es la segunda película co-dirigida por Stanley Donen (director que forjó sus inicios gracias a Kelly) y Gene Kelly, y se buscaba utilizar las canciones escritas por el mismo Freed (cuyos inicios fueron como letrista). Solo una de las canciones fue escrita para la película, “Moses Suposes”.

singing-in-the-rain

Los guionistas, Betty Comden y Adolph Green, notando que las canciones eran de la época de transición de las películas mudas a las sonoras, situaron la historia en esa época. Si bien se trata de una historia de amor, como casi todos los musicales, la historia se ambienta en una época, un momento muy concretos y bajo el buenrollismo y jovialidad, hay un ejercicio de evocación de una época e incluso pequeñas burlas.

La historia narra las idas y venidas de una gran producción en el momento del nacimiento de las películas sonoras y cómo las grandes estrellas del cine mudo se intentan adaptar. Don Lockwood es un carismático actor interpretado por el artistazo Gene Kelly; Kathy Selden es la joven actriz debutante de la que se enamora, interpretada por la también poco conocida Debbie Reynolds; y luego están los magníficos secundarios: el veterano Donald O’Connor como el mejor amigo del protagonista; Jean Hagen, que recibió una nominación a mejor actriz secundaria por interpretar a la odiosa estrella del cine mudo cuya voz estridente por poco arruina la producción o la bellísima bailarina Cyd Charisse, que Kelly trajo para el gran número musical “Broadway Ballet” de casi 20 minutos (los números oníricos fuera de la trama eran característicos de los filmes de MGM), puesto que la inexperta Reynolds no estaba a la altura del nivel de las coreografías.Singing-in-the-Rain-gene

Grandes y míticos números de baile y canto, un reparto espectacular que se junta para rendir homenaje a una época y entretener con una película sobre películas que también es un canto al amor, a la alegría, a la vida y al cine. Palabras mayores, señoras y señores, pero no es menos para esta joya que le alegra el lunes gris a cualquiera.

 

Mi nota: 10

Sin título-1

LuacíaLucía: “Yo por una película dejaría a un hombre, pero por un hombre nunca dejaría una película.”

Twitter: @LCarmona137

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s