Martes/Para Llorar

City Lights (1931): solo al ver como una ciega, finalmente entiende

En 1929 todo el mundo realizaba los talkies, los grandes policías de Keyston se habían retirado: algunos se habían dado a la bebida, otros habían desaparecido. Sydney hermano mayor y manager insistía “Charlie pásate al sonoro, pásate al sonoro” Chaplin naturalmente, levantaba los hombros y no contestaba. El lenguaje gestual de su vagabundo había creado un código universal. Las palabras eran superfluas todo el mundo le entendía.

Chaplin 1

Sin embargo justo en el año del Crack Chaplin quiere subir la puesta una película muda (bueno exactamente muda no lo es los políticos hablan pero nadie los entiende) con una protagonista ciega. El esfuerzo es máximo, sobre todo para el único irrepetible hombre orquesta de Hollywood: guionista, director, actor, músico y productor. Consocio y cofundador de la United Artist se permite un tiempo de preparación casi ilimitado. Prueba y re prueba, gags, planos, miradas expresiones. Trasmitir al público la percepción de una violetera ciega que confunde el vagabundo por un millonario es un reto sobrehumano. Buscado y encontrado en la marcha, tras 342 tomas. Chaplin era un perfeccionista.

Chaplin 3

Tierno delante de la cámara, cruel detrás. Algunos colaboradores no lo aguantaban. Henry Clive el intérprete del millonario que no quería tirarse al agua, es substituido por Harry Myers. Virginia Cherill que se quejaba del ritmo del rodaje (3 años de realización y más de 100 kilómetros de película gastada) en un primer momento es sustituida por Georgia Hale (la Georgia de La fiebre del oro), luego vuelve.

Chaplin 2

Regresa justo a tiempo para el inmejorable final. Ahora mira pero no ve: solo al ver como una ciega finalmente entiende.

Sin título-1

Ludovico Longhi

ludovicolonghi: La trascendencia en la inmanencia. Esto es el cine… un flujo incesante de inmanencia, de energía colectiva: actores, directores, guionistas exegetas y bloggers… da igual.

e-mail: ludovico.longhi@uab.cat

Un pensamiento en “City Lights (1931): solo al ver como una ciega, finalmente entiende

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s