Críticas/Miércoles/Para Pasar Miedo

La Leyenda de la Mansión del Infierno (1973): el disfrutable terror de Richard Matheson

Películas como El increíble hombre menguante (1957), El diablo sobre ruedas (1971), En algún lugar del tiempo (1980), Más allá de los sueños (1998) o El último escalón (2000) son adaptaciones de novelas o relatos suyos. Y todavía queda mencionar las tres de Soy Leyenda de 1964, 1971 y 2007 con títulos diferentes. Estamos hablando de Richard Matheson y es un hombre clave en el terror y el fantástico cinematográfico tanto en su faceta de guionista como autor de las historias literarias adaptadas por otros. Y es a la vez el autor y el guionista de La leyenda de la mansión del infierno que ahora comentamos y que dirigió John Hough en 1973.

Un millonario muy enfermo quiere saber si hay vida después de la muerte y contrata a los cuatro protagonistas -un científico y su esposa (Clive Revill y Gayle Hunnicutt), una médium psíquica particularmente religiosa (Pamela Franklin) y un médium físico (Roddy McDowall)- para que vivan en la casa del título durante una semana. La mansión está considerada el Everest de las casas encantadas ya que el anterior propietario de la misma era un hombre especialmente malvado que permitió que se cometieran en ella todo tipo de actos abominables. De la maldad acumulada en el sitio da prueba el que participantes de anteriores intentos hayan perdido la vida o la razón siendo precisamente el médium físico el único superviviente del último celebrado 20 años atrás.

The Legend Of Hell House [DVDRip] [By KooKoo] [h33t] 024

Una voz en off al principio del film indica al espectador que hay determinados aspectos de lo narrado que pueden ser reales. La cinta además adopta el tono de un reportaje, se va indicando el día de la semana y la hora, siendo el clímax final el 24 de Diciembre. Esto da al relato una apariencia racionalista y hace aún mayor la idea de desafío, de carrera de supervivencia contra el tiempo y de distanciamiento de los protagonistas respecto al mundo exterior.

Cuando la vi por primera vez pensé que esta película era realmente desasosegante y desagradable, cosa que me sigue pareciendo. Es también una cinta voluntariamente gélida (y no solo por transcurrir en tiempo invernal) lo que acentúa la soledad de los personajes  ubicados en un entorno hostil. Ellos mismos no colaboran entre sí ni establecen ningún tipo de empatía más que la circunstancial de estar en un mismo contexto desagradable y peligroso.

Es además una película hecha con poco presupuesto y eso explica el look austero pero ello sirve también para recalcar la idea de aislamiento y frialdad. La música (electrónica, sonidos tratados) de Brian Hodgson y Delia Derbyshire remarca además estas sensaciones.

Si ves el film y te gusta te recomiendo leer la novela, se puede encontrar con facilidad en libro de bolsillo. También merece la pena la novela gráfica de Simon Fraser y Ian Edgiston editada en el mercado español en el año 2006.

Mi nota: 8

Sin título-1

Quim PuigQuim Puig:

“The notorious boy of the wild/ adopted by wolves when he was a child/ That’s why God, that’s why God, that’s why God made the movies” ( Paul Simon, 1980)

Twitter:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s