Críticas/Para Reírse/Viernes

El Concierto (2009): quería usted rusos…

El concierto es una película coproducida entre Francia, Rusia, Italia, Rumanía y Bélgica y dirigda por Radu Mihaileanu (de origen rumano), ya desde el momento de su creación se establece un diálogo intercultural (iré desvelando más cosas poco a poco).

6Esta comedia tiene como protagonista al limpiador del teatro Bolshoi (Rusia), Andrei Filipov, que descubriremos más tarde que fue el director de la orquesta de este teatro pero fue descendido hasta ese cargo por haber defendido a los músicos judíos de su orquesta ante el régimen comunista. Pues bien, mientras Andrei está limpiando el despacho de uno de los altos cargos del teatro recibe un mensaje del Théâtre Châtelet de París: ante esto, el antiguo director de orquesta intentará reunir a sus antiguos miembros de la orquesta para tocar en París el concierto para violín de Tchaikovski, un sueño que se cargó treinta años atrás Gavrilov y que ahora, engañado, será un aliado de Andrei para tocar en la Ciudad de la Luz.

2La película de El concierto es una comedia amable y simpática, sencilla y que se ríe de los tópicos (desde el trompetista-comerciante judío hasta el mafioso ruso que está entre comprar una orquesta o un equipo de fútbol pasando por un ex-miembro de la KGB que paga a figurantes para llenar los mítines o un violinista gitano y virtuoso) pero que a la vez critica duramente un decadente Régimen Soviético a través de la desconfianza de los personajes.

4El director apuesta claramente por empezar con una comedia que hasta algún momento se le puede etiquetar el adjetivo de ‘alocada’ pero a la que se empieza a escarbar en el pasado de Andrei y otros de los personajes adquiere un tono más serio que a su vez toma un aire de misterio en torno a la violinista que tocará el concierto, Anne-Marie Jacquet (Mélanie Laurent), elegida por el propio Andrei.

El clímax del film llega durante la interpretación del concierto para violín de Tchaikovski donde se resuelven todas las incógnitas. Entre miradas y lágrimas llegarán a interpretar el concierto que fue interrumpido treinta años atrás.

3Hablaba al principio del diálogo intercultural entre las diversas nacionalidades. Pues bien, el director reconoce que el final del concierto representa las relaciones entre el individuo y la sociedad. Qué mejor ‘comunismo’, pues, que el que se lleva a cabo en una orquesta, en la que cada música aporta algo, por poco que sea, para conseguir un resultado final que es interpretar una pieza musical.

Sin título-1

Sergi Alvarezsergialvarrio: “Tarkovski fue una revelación, Kielowski otra y El árbol de la vida otra. Pero el cine bien hecho y que tiene algo intersante que contar en general me gusta. Y aunque el poder aprender sobre cine me ha enseñado a valorar más unos aspectos antes que otros, no me avergüenzo al decir que me lo paso bien viendo pelis rollo Batman y Star Wars

Twitter:@SergiAlvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s