Críticas/Miércoles/Para Disfrutar de Rarezas

Tríptico Elemental de España (1953): Una rareza divina

”Que ciegas son las criaturas que se apoyan en la tierra”.

Existen obras que trascienden nuestra existencia alcanzando las confusas fronteras del aura. Son piezas únicas, que remueven nuestro interior y nos hacen sentir que quizás somos inmortales, que quizás hay algo más allá. Muy pocos consiguen llegar a dominar el arte por mucho que hoy se haya banalizado su significado y las discusiones sobre su subjetividad sean frecuentes. Personalmente, el arte es la forma que tiene el hombre para conectar con el más allá, para trascender y salir de sus limites corporales con el fin de sentirse lleno de vida.

val9wd4jt6

Hay un artista, cineasta, cinemático, inventor, José Val de Omar que es uno de los nombres claves de nuestro cine. Desconocido para muchos, poco a poco ha ido siendo redescubierta su obra, en la que ofrecía imágenes inauditas a las que llegaba mediante la experimentación, consiguiendo efectos que no se pondrían en práctica hasta muchos años posteriores. Este director es el autor de una de las grandes obras del cine y el arte español y mundial, se trata de Tríptico Elemental de España, una trilogía formada por tres piezas cortas Fuego en Castilla, Aguaespejo Granadino y Acariño Galaico que realizó entre los años 50 y 60 y que fueron redescubiertas y terminadas postumamente.

En estas obras Val de Omar innova con la técnica por una parte utilizando zooms inéditos para la época, la técnica del techniscope, y otros recursos técnicos que conseguía experimentando en su taller. Esta innovación técnica se combina con poemas visuales, auditivos e incluso táctiles que consiguen desbordar mediante la pasión y en los cuáles podemos redescubrir el arte más puro y tan extrañado hoy. Además son piezas llenas de simbolismo, en las que se encuentra un fiel reflejo de la España de la época, así como cuestiones más existencialistas en las que la creación, y la búsqueda de respuestas se convierten en el centro temático. Como acaba concluyendo ”Amar es ser lo que se ama”.

fuego-en-castilla3

Una rareza poco conocida y que bien pudiera ser considerada obra cumbre de la historia del cine. No quiero entrar mucho en detalles, prefiero que la veáis y que os dejéis llevar, desconectando del mundo de interrupciones en el que vivimos y dedicándoos tan solo a observar y sentir. Hay veces que las palabras sobran y solo las imágenes pueden describir las emociones, yo solo quiero acabar con lo que dijo Arnos Vogel, fundador del Festival de Nueva York y escritor del libro Film as Subversive Art (1974) en el que hablaba así sobre Val de Omar:

”Una obra explosiva y cruel, de la más honda pasión: un grito silencioso, una evocación mística de las pesadillas de España. Reminiscente de Tierra sin pan, de Buñuel, logra transmitirnos un horror y una ansiedad sin nombre. Una de las grandes obras ignoradas de todo el cine mundial”

Mi nota: Incalificable

Ver en filmin

Sin título-1

Lluís Muñoz

lmpandiella: “El cine no es más que un cortocircuito de luz entre dos eternidades de oscuridad”. El cine lo es todo, allí puedes encontrar la vida, la muerte, el llanto, la risa, la ilusión, la impotencia, los sueños… no falta nada!

Twitter:@Lmpandiella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s