Críticas/Martes/Para Desconfiar del Género Humano

El tercer hombre (1949) o la tercera maravilla del cine

Si Psicosis (A. Hitchcock, 1960) tiene el sambenito de ser la primera película en la que la protagonista muere en la primera mitad del metraje, El tercer hombre (C. Reed, 1949) lo debería tener de lo contrario. Aunque a lo mejor no sea el protagonista absoluto, el personaje que interpreta Orson Welles no aparece hasta la segunda mitad de la cinta, sin embargo ha estado presente desde el minuto uno –y poco después ya nos hará desconfiar, sin spoilear, pero lo de este personaje no tiene nombre–.

large third man blu-raysubs

Si bien la trama podría parecer simple –la investigación sobre la muerte de un individuo–, ésta atesora grandes perlas. A parte de la perfecta estructura del guión, creo que es de las pocas veces que el típico “chico conoce a chica” está tan bien tratado. La historia de “posible” amor se encuentra lejos de parecer metida con calzador –como suele pasar hoy en día en la industria hollywoodiense–. Además los personajes son sólidos como rocas, perfectamente armados y fieles a sus convicciones –por está razón lo de “posible” en la trama romántica–. De este modo, permiten formular el principal dilema moral –amistad frente justicia– con absoluta profundidad.

imgthe third man4

Mención aparte merece la puesta en escena. Es increíble la cantidad de recursos narrativos del director. Verdaderamente la imagen cuenta más que las palabras: la mirada que se cruzan al final los dos protagonistas masculinos y que liquida con un disparo, la chica pasando de largo en el último plano del filme y un largo y estimulante etcétera como la fundacional secuencia en el alcantarillado de Viena. Además, la composición de los planos es milimétrica y exquisita: las escaleras de caracol o los innumerables arcos que aparecen ejemplifican algunos de los elementos usados en los brillantes encuadres. Y por último, un recurso que me ha parecido maravilloso: cierta rotación en determinados planos con la finalidad de inclinar las líneas del fondo creando así una sensación de inquietud y vulnerabilidad particularísima.

The Third Man.mkv_snapshot_01.16.27_[2011.07.15_04.54.33]

En fin, que la grandiosidad de esta obra –como la de Psicosis– me hace pensar qué sería la vida sin el cine: sería menos vida.

Mi nota: 9

Ver película en Filmin

Sin título-1

Jaume Clapésjaumecss: Crecí queriendo ser Bond, el King Kong en blanco y negro o el guante de Gilda. Ahora quiero devorar cine del pasado y del presente y mi reto personal es ver las 1001 películas que hay que ver antes de morir.

Twitter:@jaumecss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s