Críticas/Para Ligar un Poco/Sábado

Los Nombres del Amor (2010): Sexo con fines políticos

Con un título traducido al castellano con poca gracia, según mi parecer, como Los nombres del amor, la película puede que no nos ayude a nosotros a la hora de ligar pero sí que habla de una forma de ligar con unos fines bastantes peculiares: cambiar la mentalidad del otro.

Baya Benmahmoud (Sara Forestier), joven de izquierdas, hija de una francesa y un argelino, practica el lema hippie “haz el amor y no la guerra” de manera literal: se acuesta con hombres de derechas con la intención de convencerlos hacia su causa. Y normalmente lo consigue.

le-nom-des-gens-the-name-of-loves-24-11-2010-2010-2-g

Pero un día se enamora de Arthur Martin (Jacques Gamblin), un francés de lo más corriente puesto que existen más de 10.000 franceses con este nombre, por lo cual ella piensa que será de lo más “fachilla” y difícil de convertir.

Baya Benmahmoud: chica peculiar. Arthur Martin: hombre corriente. Esto nos dicen sus nombres, pero ¿Realmente es así? La película se esfuerza en hacer ver que no todo es lo que parece y que en la Francia actual son muchos los que se enfrentan a un problema de identidad debido a sus orígenes.

Las segundas y terceras generaciones de inmigrantes, pero ellos ya nacidos en Francia, se encuentran en medio de un conflicto puesto que quieren ser fieles a sus orígenes (por ejemplo en el caso de Baya, su padre argelino) pero han crecido y vivido en Francia. La película ejemplifica muy bien esta situación y facilita la identificación a aquellos que la viven. De hecho, el director de la película, Michel Leclerc, y su mujer, Baya Kasmi (coguionista con el director), se basan en su historia y la de sus familias para escribir la película. El cine es su herramienta para hablar, con mucho humor, de la Francia multicultural de hoy en día.

le-nom-des-gens-the-name-of-loves-24-11-2010-2010-6-g

Película muy actual, grandes nombres de la política francesa son citados como contexto político: Chirac, Le Pen, Sarkozy, Segolène Royal… Película también muy compleja: se habla de política (derecha-izquierda, quizás demasiado simplificado…), orígenes e identidad, familia, sexo (desde el bueno al más desagradable como los abusos), amor.

Genial el personaje de Baya y la actuación de Sara Forestier: el uso y exhibición de su cuerpo podría derivar a la vulgaridad pero no llega a hacerlo y no incomoda al espectador; más bien es casi siempre cómico. Baya es ingenua y a la vez muy preparada.

namederleute06

Para acabar, me ha parecido distinguir un cambio en la fotografía cuando la película se centra en la parte más romántica de la historia: de repente es de un color más ocre, más amarillo… más melancólico.

A destacar:

*La irrupción de Baya enfadada en la radio y su camiseta que deja al descubierto su pecho.

*La aparición de un político francés en la película (él en persona).

* La idea de Arthur para que el padre de Baya pinte de nuevo.

Mi nota: 8

Sin título-1

Maria CuennetMariamnn: En el cine el papel que me atrae más es el de espectadora. La experiencia gana cuando luego la puedes compartir y discutir con esos amigos cinéfilos que tenemos. Hagámoslo también aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s