Críticas/Para Ligar un Poco/Sábado

Casablanca (1942): De todos los bares del mundo…

Rick tiene clase, luchó en las Brigadas Internacionales y cuando se aburrió montó un bar en Marruecos con timba incluida. Todo le iba bien hasta que llegó su ex novia agarrada del brazo de un checo meapilas e idealista. Si quieres saber cómo se comporta un hombre de bien, y cómo se construye un guión, échale un vistazo a este clásico del cine.

casablanca1

Casablanca es toda una institución en la historia cinematográfica, la típica película que todo el mundo conoce pero no todos han visto, amedrantados en muchas ocasiones por los prejuicios del blanco y negro o las historias románticas. ¿Viejuna? Sí, pero ya querrían la gran mayoría de las producciones actuales tener la mitad de maestría en el guión o la mitad de carisma en los personajes. Sin mencionar su trío de Oscar: a la mejor película, al mejor director y al mejor guión.

casablanca5

Este filme legendario pertenece a la época dorada de Hollywood, cuando los literatos europeos desembarcaron en la ciudad de las estrellas buscando trabajo e introdujeron en la fórmula cinematográfica norteamericana altas dosis de sustancia argumental. Hablar de Casablanca es hablar de su guión, que provino de una obra teatral y pasó por innumerables manos, cada una de ellas reescribiendo y aportando su granito de arena… no estaba claro si sería una peli política o romántica… hasta que finalmente salió una obra maestra en vez de un truño incoherente. El resultado: la suma del talento de varios escritores que mejoraron el panfleto original con atino. Pero corre la leyenda de que incluso a mitad de rodaje aún no se sabía cómo acabaría la historia ni de quién se enamoraba la protagonista.

casablanca3

Se trata de una historia de personajes, no cabe duda, marcada por su protagonista: Rick, un tipo desencantado y nihilista, anclado en el tiempo, que regenta un café y maneja el cotarro nocturno en la ciudad que da nombre a la cinta. Y, por supuesto, de una historia de amor, cuando aparece su romance parisino pidiéndole ayuda para su nuevo novio. Asistimos así al contraste entre el cínico personaje de Bogart (que asentó su carrera con este papel), Ilsa la indecisa (Ingrid Bergman), Victor el idealista (Paul Henreid) y otros secundarios inolvidables como el Capitán Renault o el carroñero Sr. Ugarte (por el grandísimo Peter Lorre).

casablanca4

¿Es una historia de amor? Correcto, pero una historia de amor con clase. Que, salvando la distancia y la época, evita la cursilería y hace gala de una buena narración, con un gran contexto político de por medio: el mundo se derrumba entre guerras y Rick es la encarnación de Norteamérica y su necesidad de posicionarse en el conflicto. Junto a este peso narrativo, montones de detalles que enriquecen la trama y los personajes en un hilo argumental redondo de los que ya no se hacen. El drama se combina con el humor, los momentos emocionales y la acción de una forma magistral. ¿Qué hemos hecho para que hubiera pelis románticas como ésta en 1942 y ahora… haya… las que hay? No lo sé, será que “Nadie toca ‘As time goes by’ como Sam”. Una película para la posteridad, con actores, personajes y líneas de diálogo de excepción.

casablanca2

PD: Por cierto, todo lo dicho únicamente es válido si cortáis, borráis o elimináis de cualquier manera el vomitivo y edulcorado pasaje del recuerdo en París. Un flashback del filme totalmente innecesario, contraproducente y apestoso como un arcoíris de gelatina, fruto de la cabezonería del director.

Mi nota: 9

Sin título-1

Angel mirandaÁngel Miranda: “Puede que sea un buen día o que tengas ganas de meter la cabeza en una licuadora, que estés en el sofá de casa o a kilómetros de la rutina, pero siempre hay tiempo para una buena historia, hacen que la vida merezca la pena”

2 pensamientos en “Casablanca (1942): De todos los bares del mundo…

  1. Sorry Angel, pero no estoy de acuerdo con lo del flashback ¿Cómo sabríamos entonces que Rick recuerda que los alemanes iban de gris pero Ilsa de azul?
    ¿O como entenderíamos que Rick diga a Ilsa eso de que siempre nos quedará París, lo habíamos perdido y ahora lo hemos recuperado? Sin ese flashback no hay historia.
    Eso sí, en la vida real volver a encontrarte con ex-novias/os siempre es decepcionante
    Me mola eso de ” si quieres saber como se comporta un hombre de bien”
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s